Feliz día a TU NIÑO.

Este fin de semana es especial porque en México se celebra el día del niño, y a la par de festejar a los pequeños de la familia, muchas personas inundan las redes sociales con las fotografías de cuando eran pequeños y que al mismo tiempo les traen memorias de los tiempos cuando la vida era mucho más sencilla y divertida.
 
¿Pero por qué sólo un día?… Creo que la mayoría de nosotros no se ha dado cuenta que a pesar de portar ya un traje de hombre o mujer adulta, ese niño que fuimos sigue ahí, en nuestro interior.
Hace algunos años atrás, aprendí eso de una persona que para mi fue muy importante. Fue cuando me di cuenta que esa niña seguía viva dentro de mi alma y era precisamente ella quien me permitía sorprenderme cada vez que descubría algo impresionante y maravilloso en un libro, o durante las veces que la naturaleza me regaló la posibilidad de conocer cosas nuevas y mágicas al salir de la ciudad.
Desde entonces esa niña vive ya no en mi interior, y si más a “flor de piel”, es quien de alguna manera ha llenado estas Páginas Sueltas con tantas historias y quien en la actualidad se divierte a la par de varios niños que están creciendo a mi alrededor.

Que un día como este no sea únicamente para recordar: ¿cuál fue el mejor regalo que te dieron tus padres? ¿Cuál fue la Navidad más increíble?, ¿Cuál fue tu peor y más divertida travesura?, sino que sea una fecha que también el resto del año te haga tener muy PRESENTE que independientemente de como haya sido tu niñez, de si tuviste alguna carencia, si te hizo falta tu padre o madre, si quizá los tuviste, pero esa etapa no fue exactamente como hubieras querido; aún hoy, nunca es tarde para tener una infancia feliz…Celebra y disfruta el tiempo con tus hijos o tus sobrinos, pero también juega, sueña, diviértete, baila. ríete hasta que te duela la panza, saca más seguido a pasear, y sobre todo abraza y quiere mucho, al niño que de manera permanente VIVE EN TI.

De ti depende… Aunque los años pasen, nunca dejes de ser niño.
¡Feliz Día! Un gran abrazo para el niño que hay en ti.

CPN No. 2

Hoy te extrañé otra vez, tal como lo hago tantos otros días, pues me sigues haciendo falta para abrazarte al final del día y compartir lo más común.
En los instantes de silencio siempre imagino eso. Que eres parte de mi mundo cotidiano y que alguna vez te llamaré un fin de semana para preguntarte que cosa prepáraremos para cenar luego de volver al trabajo, o algo más profundo y complejo: como que una noche abrazadas te platicaré de las veces que antes de conocerte a ti, tuve roto el ♡.
Siempre te extraño y pienso en ti aún sin conocerte, pero estos días en concreto me ha invadido una tristeza peculiar al pensar que puede ser posible que no te encuentre en esta vida, que posiblemente no existas todavía de manera física en el cuerpo de alguien y de ahí el sentido de mi búsqueda en vano por tantos años… Algo así como caminar tanto y sin rumbo para no llegar a ninguna parte.
Tal vez la falta de ti me lleva a perder la esperanza y a sentir que estoy fuera de lugar respecto a la manera que tienen de amar las personas a mi alrededor. 
Sé que no soy una persona privilegiada e incluso tantas madrugadas a la par de imaginar que te abrazo en silencio por la espalda, pienso en si soy ya alguien de quien valga la pena enamorarse; y es entonces cuando me doy cuenta que hay tanto que trabajar en mi.
Sea como sea hoy tuve nostalgia de ti, sin saber en donde estás o como encontrar el camino que me lleve hasta tu vida, te extrañé, y tuve muchas ganas de que estuvieras para contarte como estuvo el trabajo, de las posibilidades que hay de trabajar para obtener ingresos extras y poder ahorrar; para soñar despierta contigo antes de dormirnos, para llenarme de tu amor y tu luz cuando me digas que pase lo que pase lo afrontaremos juntas.
Sueño con que me cuentes de ti, de tu mundo, tus recuerdos y que haya cosas que nos hagan reír y saborear hasta el mínimo momento que pasemos juntas. Ojalá que ese temor de no encontrarte se esfume como un mal sueño y ojalá algúna vez, en una de tantas noches futuras, te pueda leer esto mientras te abrazas a mi.
Que descanses donde quiera que estés.
CPN: Carta Para Nadie.

En tu única Vida: ¿De qué no te quieres perder? – Día 031

“En tu única vida”: Día 031.
¿Qué eventos mundiales quieres presenciar? 
Nosotros: •Los Juegos Olímpicos en vivo •el fin del hambre •Sonará ridículo pero yo, como las reinas de belleza, quiero presenciar la paz mundial.

Tú:
Me gustaría presenciar el día en que en México asuma el poder un gobierno honesto y justo; mientras que a nivel internacional me encantaría que pasara lo mismo en otros países, y que las guerras fueran algo que sólo se conociera a través de los libros y museos.
También me gustaría presenciar el encuentro de humanos con extraterrestres o los viajes en el tiempo y a otros planetas, pero creo que no viviré suficiente para eso.
P.D. Me pone nostálgica eso.
Martuchis
25-Abril-2017

Extrañarte con el cuerpo… Desde el Alma…

Tu espalda… Era el lienzo perfecto para pintar mis historias de madrugada… Esas que hablaban de una vida compartida, mientras dormías. o cuando no…
Antes del amanecer, nos quedamos tan cerca en silencio; y con los ojos cerrados te escuché preguntarme: ¿En qué piensas?
Sin hablar, tal como tú lo hiciste, te respondí:
-Pienso en que ¿y si nuestro encuentro no fuera a suceder en este mundo?… Si llegar a conocerte sólo llegara a suceder a nivel energético… ¿En otro espacio?… Creo que eso explicaría muchas cosas que hemos vivido hasta ahora.-
El silencio interior nos envolvió, al igual que lo hacía ya el de esas primeras horas de un nuevo domingo.
…La verdad no sé si volteaste a verme, pues tan sólo te escuché sin que estuvieras cuando respondiste:
-No lo sé, tan sólo puedo decirte que extrañarte con el alma, hace que me duela el cuerpo que aún no te conoce…-

Viernes de música con Rosario.

La última vez que hablé de Rosario en el blog -si no mal recuerdo- fue cuando ella recién sacó el disco de Rascatrisky“.

Posterior a eso le perdí un poco la pista, y digo un poco, porque de alguna manera siempre le sigo la pista y aunque hubo otros discos y un lapso un poco prolongado con respecto a su música, enterarse de que ya tiene disco nuevo, es como cuando te reencuentras con los sonidos que has escuchado desde siempre, y que te encantan, a pesar de que el tiempo pase y tus gustos musicales se vayan diversificando.
Eso es lo que ha pasado respecto a ella. Hasta hace apenas muy poco descubrí que es uno de los coaches en esta temporada de La Voz Kids.
Debo confesar que enterarme de eso fue de manera accidental, ya que yo en mi habitación ni siquiera tengo tele (por sana decisión propia desde hace muchos años); pero los domingos, cuando no trabajo tiempo extra y hay oportunidad, echo un vistazo al programa sólo para verla, no sólo por si canta, sino también porque me encanta como habla.
Es bien sabido por todos que el acento de los artistas españoles es especial (por ejemplo escuchar a Miguel Bosé es una delicia); pero en el caso de Rosario, la personalidad de ella es tan peculiar y tan impresionante, que lo vuelve todavía más especial.
Tomando en cuenta eso, precisamente me llamó la atención el video del primer sencillo de su más reciente disco que se titula: “Por un beso tuyo”.

Esa es otra de las cosas que siempre me han encantado en estos años respecto a su carrera; que sus videos además de ser muy sencillos, son increíblemente originales y de una belleza plagada de simplicidad.
Para esta nueva producción, titulada “Gloria a Ti”, no ha sido la excepción y la filmación del videoclip que corresponde a este primer sencillo, gira en torno a un casting donde hombres y mujeres audicionan imitándola… Eso es lo que lo vuelve especial y diferente; ya que en definitiva no debe ser nada fácil, precisamente porque Rosario es “muy ella”, una artista con un talento, una imagen y una manera de interpretar que no se parece a la de ningún otro artista. Creo yo eso ha sido parte del éxito de su carrera en todos estos años.
Por último, y antes de postearles el video; quiero decir que el nuevo disco está muy lindo, lleno de los sonidos alegres y nostálgicos a los que nos tiene acostumbrados y que son parte de la vida de cualquier ser humano, más allá de si es un artista o no.
Todo esto a la par del inmenso amor que ella expresa siempre hacia su familia y que también ha sido un sello muy característico en su música y sus letras (pero eso merecería un post aparte).
La verdad es que siempre deja una sensación agradable al oído y para el alma, reencontrarse con su música y descubrir sus nuevas canciones, porque Rosario es de esas pocas artistas quienes a través de la magia de la música tienen la capacidad para acompañarte en el trayecto de camino al trabajo o de regreso a casa; durante un viaje en carretera; en esos espacios mínimos de tiempo que destinas para ti mismo, para hacer las cosas que te apasionan y disfrutas.
También para despegarte de la realidad imaginando las historias que cuenta en sus letras; o simplemente -como en mi caso- para soñar despierta con el día en que pueda tener un espacio propio y estar en una tarde sin prisa, inspirada, escribiendo, o preparando algo rico de comer para compartir con alguien especial (si es que lo hay); o conmigo misma, que es con quien mejor puedo estar.
Buen fin de semana y que disfruten el video.

Un mensaje por Odín.

En diversas ocasiones he plasmado en este espacio de mi admiración hacia el actor y productor Odin Dupeyrón. Desde mucho tiempo antes de conocerlo, cuando para mi era un deseo pendiente viajar a la ciudad de México para presenciar alguno de sus montajes él ya era parte de algunos escritos en mi blog.
En el 2011 ese deseo se concretó como uno de los mejores “autoregalos” que me he hecho a mi misma y el haber visto “22-22” cambió desde entonces mi perspectiva de vida.
De todo eso ya he hablado en algunos posts que ya han quedado aquí plasmados, y de alguna manera él sigue presente. La razón por la que explico todo esto es como una especie de preámbulo para las personas que no están tan familiarizadas con mis Páginas Sueltas y de Colores, y de paso para compartir que al inicio de esta semana, él publicó en redes un mensaje muy especial que me encantó, y que quise compartir porque de alguna forma describió mucho la manera de pensar que yo tengo actualmente y que en gran parte se debe a ese cambio que hubo en mi posterior a salir del teatro después de verlo en el 2011.Quisiera decir más al respecto, pero aparte de que tengo poco tiempo para escribir, posterior a esta introducción lo más importante es el mensaje que él publicó y que la verdad es como para tenerlo impreso en el refri o traerlo en la cartera con la intención de no olvidar que estamos vivos hoy, y mañana puede ser que no.

 
Espero que tengan una buena mitad de semana. ¡Nos leemos pronto!
 
Nadie se va de aquí sin darte el regalo de tu vida! Nadie se va de este mundo sin susurrarte al oído la mas contundente de las verdades: TE VAS A MORIR…
No hay nada que me incite más a vivir que la muerte. Hace unas horas, al igual que mi abuelo Enrique, como Paty Hernández, como Gerardo Hemer, como Walter Medina Zamudio, Carlos Alfaro, como Emir y Ramsés Dupeyron, mi primo Axel Dupeyron dejó de existir y se apagó, enfrentándonos una vez más -de golpe- con la única verdad contundente y segura que yo conozco: LA VIDA SE ACABA… sin importar edad, raza, posición social, preferencia sexual o poder, todos vamos -contra el tiempo- al tan INEVITABLE final que puede llegar en cualquier momento.
En honor a mi primo Axel y a todos mis queridos muertos, repito hoy este mensaje, el único mensaje que nos dejan los que hoy se van antes que nosotros: ¡VIVE!
Vive bien, vive útil, vive contundentemente, vive maravillosamente, vive ahora, vive digno, vive honesto y claro, vive con verdad, vive amando, vive luchando a pesar del dolor, la desilusión o la injusticia. ¡Vive de manera extraordinaria! Porque seguro es que llegará el día en que tu vida entera pase como una película frente a tu ojos… y sólo viviendo de manera extraordinaria lograrás sentirte orgulloso de lo que has vivido… y entonces, seguro estoy, de que podrás soltar la vida… satisfecho y en paz.
Descansa primo Axel, que yo, con el mucho o poco tiempo que me quede aquí, honraré tu muerte… viviendo… ¡Viviendo bien!
¡Sublimemos el dolor!
Odin Dupeyron