Historia en La Canción: “Pensar en Ti”.

La ciudad de México es un lugar grandioso donde millones de personas escriben día a día -sin saberlo- sus propias historias. Cada mañana hay quienes salen a trabajar, pero también existen quienes llegan de otros lados sin nada más en la maleta que sus propios sueños.
Sobre esas personas se podrían escribir un sinfin de cosas, pero la Historia en La Canción de este día, me gustaría enfocarla a contar una anécdota tan simple como especial.

A principios de la década de los 90’s, un talentoso compositor recién llegado a esa gran ciudad cosmopolita y originario de Santa Clara, Cuba comenzó a tocar puertas de diversas compañías discográficas, con la intención de obtener una oportunidad para dar a conocer sus composiciones.

Edificio de Warner Music en la Colonia Anzures de la Ciudad de México.

Una de los tantos lugares hasta donde sus pasos lo llevaron con su guitarra a cuestas, fue el edificio de la disquera Warner Music. pues a pesar de que  aquel compositor era un perfecto desconocido y no contaba con ningún contacto en la industria musical, sabía que lo suyo con la música, más que una vocación, era un “don” que debía compartir con cuanta gente se pudiera.

A pesar de tener ya experiencia en los escenarios, tras varios años de haber estado cantando en diversos grupos y también como solista en los bares de su natal isla; las cosas no iban a ser del todo fáciles para él y el primer obstáculo con el que se encontró fue que para poder tener acceso a la oficina del director artístico de esa compañía debía obtener una cita previamente agendada.

Con una seguridad que pocos principiantes denotan, su respuesta para la mujer que lo atendió y quien era nada más y nada menos que la asistente de Mauricio Abaroa, director artístico de aquella compañía, fue que “él no necesitaba tener una cita, puesto que tenía todo el tiempo del mundo para esperar”.

Así fue como este hombre, pasó varios días apostado en la sala de espera de ese directivo, aguardando el momento en que pudiera ser recibido…
Los días pasaron sin que nada sucediera, hasta que una tarde, Mauricio Abaroa, al llegar a su oficina, antes de entrar se percató por fin que en el lobby había un chico moreno que traía una guitarra y estaba con la mirada fija en el piso, muy ensimismado en sus ideas y pensamientos.

De inmediato llamó a su asistente y tras preguntar ¿quién era aquel desconocido?, la mujer le contó lo que le había dicho referente al hecho de no era necesario tener una cita, y que su nombre era Francisco Fabián Céspedes Rodríguez, que era el nombre que le había dado previo a ir y regresar a diario, para permanecer durante varias horas al día, apostado en el sofá de esa sala de espera, con la intención de ser recibido.

Impresionado y al mismo tiempo conmovido por la persistencia de aquel hombre, en ese instante el director artístico de Warner Music salió de su oficina, y tras auxiliarlo él mismo a cargar  el estuche de su guitarra lo invitó por fin a pasar a su oficina.

Desde el momento en que ese hombre desconocido tomó su guitarra y abrió su garganta para dejar escuchar su voz, comenzaron a suceder cosas mágicas…
La primer canción que interpretó frente al director de la compañía llevaba como título “Pensar en Ti”…
Por cosas del destino ese mismo día, en ese mismo edificio, se encontraba uno de los cantantes jóvenes más consolidados de ese entonces (y de siempre), y su presencia se debía al simple hecho de que estaba recibiendo canciones para su siguiente producción discográfica, que llevaría como título “Aries”.

Mauricio Abaroa, ex director artístico de Warner Music México.

Mientras eso sucedía, Mauricio Abaroa le presentó a su jefe (Julio Sáenz), la canción que el hombre desconocido le mostró y tras escucharla ambos coincidieron en que era un tema tan bueno que améritaba que el cantante que estaba buscando temas para su nueva producción debía y sobre todo NECESITABA escuchar.
Esa noche el cantante viajaría, y por esa razón el director artístico lo llamó y le propuso que le diera la oportunidad de mostrársela para que la escuchara.

-“Micky necesitas escuchar esto. Lo único que te pido es dame dos horas esta noche, me voy al aeropuerto, me subo a un vuelo, porque necesito que escuches esta canción”.-

Rememorando un poco esos días, Mauricio Abaroa dice que recuerda a la perfección el instante en que ese famoso cantante escuchó por primera vez ese maravilloso tema. La intensa concentración, seriedad y respeto con la que enfocó sus sentidos para conocerlo.
La primer reacción cuando la canción finalizó, fue voltear hacia donde Mauricio se encontraba para pronunciar una frase muy simple que lo dijo todo: 
-“Mau, ¿qué es esto?, ¿de dónde salió-
El director artístico, le contó toda la historia de los días de antesala que aquel cubano que llegó hasta México persiguiendo sus sueños.

Días después el cubano recibió una llamada por parte de Mauricio quien le pidió que acudiera de nuevo a su oficina y al llegar ahí jamás se imaginó que aquel famoso cantante, que no podía ser otro más que Luis Miguel, fue justo quien le informó personalmente a este desconocido compositor, que sería él quien grabaría su canción.
Minutos después una grabadora fue encendida y tras unos breves minutos en que Francisco Fabián Céspedes Rodríguez reconoció los primeros acordes de “Pensar en Ti, comenzó a llorar de emoción cuando pudo escuchar por primera vez como sus letras cobraban vida en la voz de El Sol.

Ahí fue cuando cambió la suerte para este compositor. “Pensar en Ti” fue incluida en el álbum de estudio No. 13 de Luis Miguel, el cual fue lanzado el 22 de junio de 1993 y contribuyó para que esta producción obtuviera el Grammy al mejor álbum de pop latino en la trigésimo sexta entrega anual de esos premios, el 1° de marzo de 1994.

Podríamos hablar de los millones de discos vendidos alrededor del mundo y de que esta canción fue incluso el tema de una campaña publicitaria de una prestigiada marca de lácteos que la utilizó para promocionar uno de sus productos tetrapack; pero más allá de los premios y de los innumerables discos vendidos para Luis Miguel, además de la belleza del tema, lo más importante es esta historia y lo que existe previo a ella, pues aunque no existe información muy concreta al respecto, se dice que Francisco Céspedes escribió la letra, inspirado en la nostalgia que le provocaba estar lejos de su esposa, quien en sus inicios, cuando él decidió salir de la isla para probar suerte, -tal como sucede con millones de cubanos- ella no pudo acompañarlo, puesto que en aquel entonces, no era tan fácil obtener una visa.

Esa es la Historia en La Canción de uno de los temas más emblemáticos en la carrera de uno de los mejores y más representativos cantantes en la historia de la música contemporánea y que es el claro ejemplo de como el talento de un compositor y la sensibilidad de un gran intérprete pueden fusionarse para dar vida a una gran canción…

Para finalizar, les dejo como siempre el tema y aunque no existe video oficial, considero que  no hace falta… La interpretación de Luis Miguel te deja sin palabras y te lleva a entender porque es la figura tan grande de la música que ha sido y es hasta el día de hoy.

 
“Ahí fue donde realmente empezó mi historia en este país, ya que Luis Miguel te cante una canción, en ese momento en que era y sigue siendo un ídolo. Le agradezco eterna e infinitamente que haya hecho esto por mi”.
-Francisco Céspedes-
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s