El sueño hermoso de la casa amarilla

Esta mañana tuve un sueño lindo pero curioso… No fue un sueño muy coherente, porque fue una mezcla de aspectos de mi vida entre el pasado, lo que no existe y la irrealidad.
Lo primero que recuerdo es que yo estaba solicitando trabajo en algún lugar (no tengo ni la menor idea de que era el puesto al que estaba aplicando), pero lo que más tengo presente es que yo estaba esperando a una mujer que era como una especie de directora y la oficina en la que me encontraba era toda de madera, muy bonita y por alguna razón yo me cansaba de esperar y me salía a una especie de sala contigua donde había un gran ventanal y que tenía como vista una casa hermosa de color amarillo, de dos plantas y que por alguna extraña razón supe que era mía cuando ví a mi perro Poncho (quien ya falleció), echado en el exterior de la puerta principal.
Al observar con mayor detenimiento, descubrí que en la planta alta había un ventanal con balcón que reflejaba todo lo que había en el interior de una de las habitaciones. Alcancé a ver un oso de peluche que me pareció conocido, así como varios objetos que no eran precisamente característicos de un espacio designado a un niño, sino que era más bien un lugar donde estaban guardadas varias cosas que tenían o tuvieron algún significado importante para mi en algún momento de mi vida. Algo así como regalos importantes y de gran valor sentimental acumulados a lo largo de los años.
En ese instante supe que debía entrar porque estaba segura que encontraría personas importantes también. Mientras pensaba eso, por uno de los pasillos contiguos al barandal de madera que delimitaba el exterior, pasaron un muchacho y una muchacha bastante jóvenes, yo creo que de menos de 20 años que yo no conocía, pero que por alguna razón se encontraban ahí.
Decidida a averiguar de que se trataba todo eso y más que nada con el corazón a mil por la emoción de volver a ver con vida a Poncho, mi primer impulso fue buscar un acceso hacia el exterior para poder entrar a la casa.
Dentro del sueño no tardé mucho en encontrarlo, pues palpando las paredes de madera encontré una parte del muro donde la madera se transformaba en ladrillos de tonos oscuros y claros (como de granito), y al hacer contacto con mis manos, de alguna manera se reordenaron y abrieron una especie de portal donde el principal sentimiento que tuve fue de sentirme a gusto porque algo en mi interior me decía que ese era mi lugar.
Una vez ya dentro de la casa, Poncho entró conmigo y tal y como si yo ya conociera esa casa, mis pasos me llevaron directo hacia una oficina que sabía que era mía.
Era un lugar enorme, muy lindo, tenía el escritorio lleno de papeles de distintas texturas para poder escribir, pero lo que más me llamó la atención es que tenía además de libros, mi laptop y las cosas que comúnmente utilizo. Había también equipo y micrófono para grabación (¡eso me encantó!).
Frente al escritorio había un ventanal enorme que daba hacia otra especie de privado donde había mesas pequeñas con juguetes y varias cosas, supongo yo que era un sitio para mis sobrinos, y más allá de eso, había una pequeña terraza repleta de mesitas donde varias personas podían estar.
Afuera de esa oficina, había una especie de jardinera con plantas de todo tipo. Al fondo había una escalera que daba acceso a la planta alta; pero en ningún momento me llamó la atención subir, sino que tuve mayor curiosidad al ver que en la parte exterior de la parte trasera había bastantes jóvenes como los que ya había visto durante la primer parte del sueño, y porque aquello era una escuela (no tengo ni la menor idea de que).
Apenas iba a averiguar si conocía a algo uno de esos chicos que jamás en mi vida había visto y en eso me encontraba de camino a la chica que conduce el programa “Enamorándonos”, que se transmite por TV Azteca… Eso es todo lo que recuerdo hasta hoy.
Como se podrá ver fue un sueño bastante incoherente… Estoy convencida de que no tiene mayor interpretación, más que el hecho de reflejar cosas que para mi han sido importantes, así como la certeza de saber que aquel sitio me pertenecía o más bien yo pertenecía a él.
Lo que me dio risa fue lo de la conductora que apareció casi al final. Supongo que eso se debe a que en las últimas semanas, durante las horas de comida de mi trabajo, en la cafetería a esa hora tienen encendida la televisión y ese programa es lo que he estado viendo en los minutos que dura ese receso, y de tanto estarlo viendo, de alguna manera la imagen de esa chica se quedó en mi memoria sin que necesariamente tenga un sentido.
Respecto a todo lo demás, insisto en que no hay vuelta de hoja y el pasado se compaginó en un punto irreal para proyectar lo que para mi ha sido importante y algunas cosas que sueño (como el micrófono y los elementos de grabación, porque desde hace tiempo tengo en pausa algunos proyectos de audios para el blog).
Referente a la casa, nunca ha sido mi deseo tener algo tan grande. Desde hace años la idea de vivir sola me ha rondado la cabeza, pero una casa tan espaciosa y de color amarillo es lo último que de manera consciente desearía yo.
Sea como sea y aunque parezca un sueño insignificante, quise escribirlo por la inmensa cantidad de emociones positivas y la sensación de sentir el corazón ilusionado.En las semanas recientes la mayor parte del tiempo lo he pasado en el trabajo y al final de día llego tan cansada a casa que cuando duermo no sueño nada en absoluto y si lo hago, no logro recordar gran cosa al despertar. En esta ocasión fue distinto, porque este sueño no sólo logré recordarlo con detalle durante las primeras horas del día, sino que estuve pensando la mayor parte del tiempo en eso, pero no tuve tiempo de escribirlo hasta apenas hace un momento (cuando casi han pasado unos minutos después de las 3 de la mañana).

En conclusión: Tal vez todo lo que vi no tuvo ninguna lógica ni coherencia, pero fue un sueño hermoso, y aunque desconozco cual es el significado exacto de soñar despierta con todo eso, quise escribirlo por la cantidad de emociones positivas que me dejó.
Las cosas que vivo y visualizo en el mundo real, en ocasiones vuelven a repetirse… Como ya dije anteriormente, aunque nunca ha sido un sueño para mi llegar a tener una casa con esas características, tal vez el significado sea otro, y mientras logro averiguar o entender de que se trata, de corazón deseo en otra ocasión poder volver a ese sitio en sueños, para ver que más logro encontrar o descubrir. Sé que será interesante intentarlo.

Buena Madrugada… Gracias por ese sueño tan lindo y también gracias por hoy.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s