Pensamientos de colores…

…Hay días en los que quieres atrapar la belleza del atardecer, pero lo que capta la cámara de tu teléfono, no le hace ninguna justicia a lo que ven tus ojos…
Algo así sucede con nosotros mismos y la gente que se cruza en nuestro camino, pues pocos se atreven a ver más allá de lo evidente.
Todos los días vamos, venimos… El día resulta insuficiente para cumplir todos los roles que de algún modo nos asignan, y es esa parte tan “realista” la que se come la mayor parte del día y deja tan poco tiempo para soñar… Para pensar en quién eres, para tomar conciencia de cuáles son los pensamientos que de modo permanente te acompañan durante las horas en que permaneces despierto, y más importante aún: para pensar en tus sueños, en las cosas que amas y en todo eso que te gustaría lograr.
El cansancio y la rutina la mayoría de las veces afectan la percepción del alma, pero hay otros días en que un simple atardecer te despierta por dentro y te lleva a caer en la cuenta de cuántas veces has pasado por esa misma calle, de regreso a casa y bajo condiciones distintas a las de hoy.
Tal vez a principio de año a esa misma hora, regresaste con alguna preocupación o tal vez un sentimiento hermoso que te hizo suspirar y echarle ganas a todo aunque la jornada hubiese sido pesada… A unos meses de distancia quizá todos esos sentimientos se difuminaron, pero a pesar de que en tu interior no hay un sentimiento de amor en específico por alguien; si hay muchas ganas de encontrar en quien depositar todo eso tan valioso que llevas desde hace tiempo en ti; mientras al mismo tiempo y en contraposición, aunque no haya nadie importante aún, si tienes tanta  paz y tranquilidad (sí, a pesar de los problemas, los conflictos, la crisis y las carencias), y es una sensación un poco extraña, en medio de tantas cosas, sentirse bien.
De madrugada también se reciben mensajes… Fue la conclusión al final de este día. 
Algunos lo llaman insomnio, pero es simplemente un espacio de tiempo en el que algo importante, y quizá en el silencio se debe escuchar… Todo tiene conexión, cuando el sol sale, cuando se despide el día, cuando el cielo se vuelve una acuarela de colores que se ofrenda de manera simple como regalo…

Tantas cosas en la cabeza y en el alma quizá de forma incoherente e inconexa… De eso se llena el regreso al final del día… Tal vez no es coincidencia, ni tampoco lo es que esa reflexión te murmure el alma en ese espacio en que, aunque rodeado de gente, te desplazas a solas, acompañándote a ti mismo…

Pensamientos de colores… Gracias por el atardecer de hoy.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s