Historia en La Canción: “Canciones de Amor”

El post de hoy debería llamarse “reflexión en la canción” porque hace referencia a algo que todos necesitamos y que pasamos gran parte de nuestra vida buscando: El Amor.
De manera honesta, equivocada o quizá hasta haciéndonos “pato” por no saber estar solos, todos lo añoramos de una u otra forma. Ha sido un tema universal desde que el mundo es mundo y el hombre existe, pero sin caer en una cronología respecto a eso, tener alguien que nos quiera es una necesidad muy básica y en nuestra época escuchamos hablar de este tema en las canciones, no siempre de buena manera (que eso es material para otro post), pero esta mañana mientras iba caminando con rumbo a mi trabajo se me ocurrió preguntarles a ustedes que me leen: ¿creen que de verdad existe o lo han visto alguna vez materializado?
Sé que la respuesta que cada uno me brinde podría ser muy general, tan llena de “lugares comúnes”, en el sentido de que me dirían que el amor es lo que a diario vemos manifestarse en los pequeños grandes milagros de la naturaleza que ocurren a nuestro alrededor sin que nos demos cuenta, en los sacrificios que una madre podría hacer por un hijo, etc, etc… pero no, yo no me estoy refiriendo al Amor como sentimiento universal, sino como ese elemento que crece dentro de ti hacia otra persona totalmente desconocida y que cuando de verdad es sincero, te lleva a desear compartir todo lo bueno y lo malo con ese alguien… Vaya, eso que llaman “sentar cabeza”, “echar raíces”.
Quise hablar hoy de eso con ustedes, porque en los últimos años, yo, al igual que las personas que me leen, me he pasado buscando ese sentimiento que dicen viene a complementar lo que eres. Hasta el día de hoy yo no he encontrado al amor de mi vida, pero tampoco me quejo. A pesar de los tropiezos no me ha ido tan mal, pero conforme han pasado el tiempo me he dado cuenta que el Amor, así como te lo pintan en las películas y en los cuentos no existe como tal.
Antes de continuar hago la aclaración que yo hablo de lo que he visto y vivido, y es precisamente eso a lo que quiero enfocarme, puesto que soy una mujer con la madurez suficiente para aceptar que eso que tanto anhelamos la mayoría de las veces:
-No es algo que dure para siempre
-Solemos confundirlo con muchas otras cosas que son todo menos amor.
Esto sólo por mencionar dos cosas…
No soy un Grinch, y el no haber encontrado hasta ahora a la persona ideal no significa que bajo el velo de la amargura, yo esté plenamente convencida de que el Amor real y verdadero no existe
La verdad la vida es extraña, y así como existe el amor a primera vista, parejas que se casan y permanecen unidas hasta el final de sus vidas, parejas perfectas que forman familias igual de perfectas y te sorprende que tras unos años se divorcian; está también la otra cara de la moneda: Gente que se casa sólo por cumplir con los convencionalismos sociales o porque se le pasa el tiempo y es lo que se debe hacer, y otros más que tras varios tropiezos logran una relación estable con quien menos se imaginaron y permanecen unidos más que quienes tienen un compromiso formal y legal.
Todo es válido, cada uno de nosotros buscamos nuestra felicidad de la manera en que podemos o de la única manera en que lo sabemos hacer; y en ese sentido me llama mucho la atención que de todas las parejas que yo conozco, solamente UNA tiene la clase de relación con la que todos soñamos, lo cual me hace llegar a la conclusión de que no es cuestión de suerte o de seres privilegiados el encontrar a alguien que valga la pena.
Creo que las personas que permanecen unidas por mucho tiempo son aquellas que más allá de compartir todo y complementarse, han sabido apoyarse mutuamente para afrontar los momentos difíciles.
Son lindas las relaciones donde hay flores y detalles (eso a todos nos gusta, para que nos hacemos tontos), pero creo que el verdadero amor se demuestra en las cosas más sencillas y cotidianas, en algo tan simple como que te preocupes por si la otra persona comió o no, si está enferma, entender la manera como reacciona propiciada por sus miedos o sus traumas, y aún con eso tengas la plena convicción de seguir ahí -aunque no esté en tus manos resolverle la vida- pero si aceptando tal cual ese paquete de virtudes y defectos que no cambian así tengas al más maravilloso de los hombres o a la mujer soñada como pareja.
Suena lindo no… ¿Y dónde encontrar eso?… La verdad pregunto lo mismo porque yo tampoco aún tengo la respuesta. Todos las relaciones de pareja que se van acumulando a lo largo de los años nos dejan siempre algo, bueno o malo (según como lo veas).
Si los sentimientos que cada persona nos inspira son como los objetos y colores con los que vamos llenando nuestra casa interna; aún cuando se tenga el corazón roto y duela horrores tener que arrancarte el sentimiento que permitiste que dentro de ti creciera por alguien, independientemente de si lo valoró o no, o si no salió como esperabas, eso no significa que no puedas volver a restaurar las paredes de tu alma y pintar de otro color, cuando tu tono favorito ya no es el azul…
De la misma manera que en nuestra casa, el espacio físico donde a diario habitamos y dormimos, plor nada del mundo permitiríamos que se cubriera de maleza en los alrededores, y mucho menos en el patio o entre los muros o los rincones internos, tampoco por una mala experiencia no puedes vivir toda la vida protegiéndote y con miedo a que te partan el corazón…
En concreto, el amor no es como lo pintan… ¿O ustedes que opinan?, y aunque a mi me pasa, como al resto de los mortales en que hay días en que prácticamente me convenzo de que tal vez estar en pareja no es mi camino, tampoco he dejado de creer en la magia de un sentimiento que podemos pasar una vida entera buscando, sin darnos cuenta que lo llevamos desde un inicio dentro de nosotros mismos…
El Amor ha estado presente en mi vida en varias etapas y de muy distintas formas. He sido feliz durante poco o mucho tiempo, pero creo que a pesar de que hasta ahora no he logrado consolidarlo para que se quede durante más tiempo, en el camino he aprendido a verlo como realmente es y a aprovechar las oportunidades que se me han dado,.. Y agradezco a la vida por eso.
A final de cuentas nada es eterno en esta vida, ni siquiera nosotros… Aunque si, es evidente que es un sentimiento que como todo tiene una fecha de caducidad y duele mucho renunciar a algo que dentro de mi fue bueno, esa sensación tampoco es permanente, y en mi caso creo que es tiempo de “resanar” las paredes de mi alma, sacar lo que ya no es útil, cortar la maleza de tristeza y malentendidos, por si alguna vez llega el momento de recibir en mi corazón a alguien nuevo.
Obvio, hay días en que la esperanza se va hasta el suelo,.. Insisto soy tan humana e imperfecta como todos ustedes… Sin embargo, en contraposición hay otros en que el simple hecho de imaginar la posibilidad de que la vida me sorprenda y suceda algo mágico en el camino, es el aliciente perfecto para seguir.
La vida es impredecible y es Dios quien únicamente conoce el mapa completo, e independientemente de lo que pase, y de que el Amor no es para nada como nos han contado, yo no quiero dejar de buscar porque sé que en algún lugar siempre se encuentra lo que cada uno de nosotros necesita, y es esa premisa la que hace saber que no puedo vivir toda mi vida con miedo, protegiéndome por miedo a que me lastimen,
A todos ustedes gracias por leerme. Ánimo para todos los que como yo continúan en la búsqueda, y para quienes ya lo han encontrado, que sea de manera permanente.
Para cerrar, una canción que va perfecto con el tema de este post y que es interpretado de manera genial por la talentosa Julieta Venegas, que viene incluído en “Limón y Sal”, su cuarto álbum de estudio.
“Estoy tan cansada de las canciones de amor, siempre hablan de un final feliz…. Bien sabemos que la vida, nunca funciona así”…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s