Música y Memorias de otro tiempo…

Silencio… Final del día… Música que envuelve como celofán a frases hermosas que diluyen el cansancio, mientras van llenando mi alma y los recuerdos de otro tiempo comienzan a desfilar inundando mi habitación…
Ahí me encuentro conmigo misma pero un poco menos yo y con menos días… Te encuentro también a ti cuando aún eras parte de mi mundo y mis días giraban en torno a ti.
Y me veo a mi misma escribiendo en mi diario todo lo que no me atrevo a decirte… Como en una proyección a futuro me siento al lado de esa mujer que ya no soy ahora y sonrío al descubrir que páginas más adelante escribiré que aunque no te busque ni te escriba, en el presente pienso a diario en ti.
Reencontrarme con las notas y sonidos reviven la madrugada en que descubrí lo que en realidad era… Un tiempo posterior cuando comprendí que esa fue tu misión en mi vida, para luego salir.
“Quédate esta noche y mi suspiro será el único testigo que se vestirá de fiesta”, es la frase que resuena en el aire mientras mi respiración desvanece las memorias, dejando despejado y claro sólo el presente… Entonces con urgencia escribo que a pesar de que las circunstancias cambiaron, todo lo que había en mi interior se mantuvo intacto hasta hoy.
Y en medio de tanta rutina me hace tan bien respirar memorias de lo que hicimos y ya no fuimos… Tu recuerdo prevalece a pesar de la ausencia y en esta, nuestra casa a la izquierda del tiempo, cierro los ojos y agradezco, porque aunque fue breve y tan intenso el lapso compartido, fue por ti que mi alma se llenó de historias y paisajes; todavía aún más importante… Al encontrarme contigo me di cuenta que caminaba con un rumbo equivocado y aunque al redireccionar la brújula nuestros caminos se apartaron, fue a través de eso que descubrí realmente lo que soy.

Sigo pensando… Aunque no te busque ni te escriba y aunque no lo diga y ya no duelas, siempre al final de cada día haré mención de ti en mis oraciones, porque en silencio siempre espero que seas feliz y estés bien.
Mientras en el hemisferio sur está por llegar el invierno… Las memorias de otros veranos pernoctaron por una madrugada aquí…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s