Pensando en Soraya…

Y es que la muerte acaba con la vida de una persona, pero no con lo que sentimos por ella. Los invito a recordar la vida de nuestros seres queridos y no las circunstancias de su muerte, que al fin y al cabo sólo son escenarios para lo irreversible que es su no presencia en nuestras vidas.
 
Que nada, que ningún pensamiento doloroso, ocupe nunca el lugar que debe estar habitado por el amor.
 
-Gaby Pérez Islas | “Cómo Vivir Sin Miedo” | Ed. Diana-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s