Un experimento para el blog…

Casi medianoche ya de un nuevo viernes… Todavía ando por aquí y como no puedo dormir se me ocurrió ponerme a trabajar un ratito, para luego venir al blog y contarles una idea que ya se convirtió en plan y que llevo “maquinando” desde hace poco tiempo.
En mayo de este año, yo publiqué en este espacio un post que se tituló Una Carta Para Ti“… Si no se acuerdan sólo basta que den “click” encima del título de ese escrito y sabrán en un segundo de lo que hablo.
Esa carta yo la escribí en ese entonces pensando mucho en todo lo que a mi me gustaría ser para alguien que ha sido muy importante en mi vida, (sobre todo en sus días malos)… También la escribí imaginando todo lo que a mi me gustaría que a mi me dijera alguien cuando estoy triste o he tenido un día difícil… El caso es que el resultado fue un escrito largo, pero muy honesto que logró tocarle el corazón a varias personas que me agradecieron después.
Como todos los posts de este espacio, luego de eso, el escrito quedó guardado. La verdad no sé como se me ocurrió, pero de pronto empecé a pensar en la posibilidad de que esa carta pudiera materializarse en papel y llegar a más gente.
Yo lo comenté en uno de los audios del “Diario de Gratitud”; pero para quienes no escucharon ese audio, ahí mencioné que durante varios días comenzó a darme vueltas en la cabeza y el corazón la inquietud de llevar a cabo un experimento con esa carta.
Es muy simple y el experimento consiste en hacer 5 copias de esa famosa carta (pero escritas a mano, en papel de color), para luego de doblarlas, meterlas en un sobre y dejarlas en 5 lugares diferentes que serían:
1. Entre las páginas de un libro en la Biblioteca Central.
2. Una banca (en el interior de una iglesia).
3. Un teléfono público (de preferencia en un centro comercial concurrido).
4. Una banca de un parque o cualquier otro sitio público…. Quizá atorada en el parabrisas de un auto aparcado. (eso me late todavía más)…
5. Y la última, entregarla personalmente en la mano de alguna persona, ya sea en un crucero con tráfico mientras un semáforo está en rojo,  a alguien que vaya pasando por alguna calle transitada, pero el caso es que sea alguien que con su vibra inspire a que se le entregue el sobre con la última carta.
Luego de esa “repartición”, obvio debe haber una foto de cada una de esas cartas al momento de colocarlas, porque como es evidente, de las primeras 4 no podrá ser posible ver la reacción de quien sea que las encuentre.
La verdad es una idea loca, pero no podrán negarme que al mismo tiempo muy padre e inspiradora ¿no creen?… Porque por ejemplo: ¿qué haría alguno de ustedes si se encontrara en un día normal una carta como esa?…
A mi en lo personal me daría emoción, y en este momento de mi vida lo tomaría como una señal de buen augurio y me haría sentir bien saber que alguien más pensó en mi sin conocerme… Pues bueno, la idea es esa; que sin importar a manos de quien llegue cada una de esas cartas, al momento de abrir el sobre y leer, esos trozos de papel adquieran un valor más grande y esas letras se puedan convertir para esa persona en una caricia para su alma; al ser las palabras que tal vez necesita en ese momento de su vida y le gustaría que alguien le dijera para hacerle saber que le importa.
En estos días he estado haciendo la transcripción a mano, y me parece que es muy acertado “liberarlas” en esta época del año en especial (y eso no fue planeado). La verdad yo no sé que pase… Igual esa carta le llega al alma a alguien o quizá no pase nada tampoco… Yo lo único que sé es que todo lo que tengo para regalarle a otra persona es nada más lo que yo llevo en mi interior y aunque no sé si le sirva eso a alguien, lo que si tengo muy claro es que ese tipo de cosas y mis escritos son parte de lo que Dios a mi me ha dado para compartir con la demás gente.
Ojalá, más allá de la experiencia con este experimento para el blog, por lo menos una de esas cartas le llegue a alguien en el momento preciso. No sé aún cuando las voy a colocar en esos lugares, pero lo que si siento es que tiene que ser durante un fin de semana (igual antes de Navidad); y una vez que lo haga, colocaré aquí un post-it en la columna derecha del blog para que si alguna de las personas que encuentre esa carta, le da curiosidad saber de donde proviene, vaya directo hacia un post donde yo explique porqué hice eso y de donde proviene la carta que llegó hasta las manos de esa persona.
¿Cómo ven? ¿Está padre la idea no?…. A mi en lo personal me ilusiona y me entusiasma porque será como regalar un trocito de esperanza… Siendo muy “pretenciosa” quizá una señal que alguien esté necesitando mucho y pues bueno, estoy tratando de escribirlas lo más legible posible, porque mi letra no es muy buena…
La intención es lo que cuenta y ojalá yo pueda ser una especie de “instrumento” para tocarle el alma a quien lo necesite…
Ya cuando haya llevado a cabo mi plan y el experimento esté en marcha, regreso para contarles cómo me fue…
Wish me luck… ¡Nos leemos pronto! 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s