“Not Today”

Siempre he dicho que los libros nos eligen, pero eso también pasa a veces con las películas, y eso fue lo que sucedió con una que vi el Jueves.
Yo llegué a casa esa tarde con ganas de desconectarme por completo. Tenía ganas de escribir en el blog, pero me faltan datos para terminar algunos posts pendientes, y por eso decidí mejor buscar una película para pasar la última parte del día. En ese lapso recordé que hacía apenas muy pocos días encontré un sitio nuevo para ver películas, y en el display del sitio me aparecía una que a pesar de que el poster promocional no decía mucho que digamos me llamó la atención por el título: “Not Today”.
La verdad fue toda una sorpresa, porque la historia, además de envolverme por completo, me hizo pensar en un montón de cosas que pasan en este momento en mi vida y también en otras que suceden a mi alrededor.
La película cuenta la historia de Caden Wells, un chavo fresa, que siempre lo ha tenido todo, quien vive despreocupadamente (como muchos jóvenes a esa edad) y tras prometerle a su madre que pronto buscará un trabajo y se hará más responsable, primero decide viajar con un grupo de amigos a La India, en específico a un lugar llamado Hyderabad, destino que surge como resultado del azar, al lanzar un dardo sobre un mapa pintado sobre un muro.Sin embargo lo que en un principio pintaba para ser un viaje de relajo y diversión resulta ser para Caden un confrontamiento muy fuerte con todo lo que es él y su vida (hasta ese entonces tan superficial y sin sentido).De entrada, ya estando en esa ciudad él no se siente feliz ni se divierte con sus amigos de la manera que imaginaba, y por si todo esto fuera poco, además de sentirse fuera de lugar, todo el sentido de su estadía en ese país tan lejano cambia por completo desde la primer noche en que sale a la calle y el destino lo lleva a encontrarse con Annikka, una niña muy pobre que vive en las calles con su padre.

A pesar que desde el primer encuentro Caden queda impactado con la dulzura de la niña, siendo un “chavo bien”, reacciona de modo egoísta cuando el padre de Anikka le pide ayuda, porque llevan varios días sin comer. Como es de esperarse él trata de “zafarse” alegando que no es su problema y que por eso él no tiene hijos.

Aunque de alguna manera ese encuentro con este par de indigentes (que de alguna manera lo ayudan y lo cuidan mientras él está alcoholizado), lo impacta y lo hace sentir incómodo, Caden trata de ignorarlos y seguir de largo con su camino, pero  pasan apenas muy pocas horas para que él se de cuenta del gran error que comete, e impulsado por el gran cargo de conciencia que siente, regresa a buscarlos y es entonces cuando las calles de esa ciudad que es mundialmente conocida por la artesanía de perlas, le abre de golpe los ojos a la cruel realidad del tráfico de personas.

No quiero escribir más sobre el argumento de la cinta, porque eso sería como revelarles toda la historia. Me gustaría más que quien así lo desee la descubra por si mismo y tan sólo me limitaré a decir que a mi me encantó porque la niña que hace el personaje de Annikka te roba el corazón aún sin decir nada (porque tiene una mirada muy transparente y dulce); mientras que respecto a la trama, y como dije al principio, siento que encontrar esta película no fue simple casualidad.

Más allá de las circunstancias y características de la personalidad de Caden (el chavo protagonista), yo creo que todos nosotros, en algún punto de nuestra vida, nos hemos cuestionado las mismas cosas que él. Casi me atrevo a asegurar, que todos -sin excepción alguna- nos atrevemos a cuestionar a Dios y hasta lo retamos a que nos “pruebe” si es verdad que existe en algún lado al exigirle una respuesta inmediata a lo que necesitamos.

A medida que la película avanzaba yo me puse a pensar que la mayoría de nosotros reaccionamos igual de indiferentes que Caden. La mayoría sólo pensamos en nosotros mismos y en que nuestros problemas son los únicos que son graves e importan; y respecto a esa manera de enojarnos con Dios, no es más que egoísmo puro, tan inherente a nuestra esencia como seres humanos y porque no tenemos la capacidad para dejar de ser arrogantes y entender porque ÉL determina las cosas en un tiempo y acción muy distintas a las que percibimos en este plano terrenal.

No quiero hacer un post existencialista, y tan sólo me limitaré a decir que aunque en estos últimos meses he visto algunas películas, de todas ellas sólo tres me han dejado con una reflexión padre en el alma: “Life of Pi”, “Gravity”(que tengo pendiente comentarla aquí también), y ahora también “Not Today”. 

Las tres cintas hablan desde su muy particular y distinta perspectiva sobre la FE, sobre esas etapas en que estás perdido y dejas de creer en todo, precisamente porque no ves el camino claro, y a mi en lo personal me recordó que desde hace tanto, tanto tiempo, y a pesar de que yo sé que siempre está presente en mi vida, yo estoy buscando tener un reencuentro con Dios (tal y como me sucedió hace algunos años de regreso a casa, manejando en una noche muy fría y con nieve).

Como siempre y a la par de compartirles algunas pocas fotos de making of, ahora en lugar de datos de producción quise dejarles algunas frases que se mencionan a lo largo de la película y que para mi, a la par de los libros, algunas cosas que veo en la calle y ahora esta película, son como una especie de camino hecho de “migajitas de pan” del que Dios se vale cada día para quizá mostrarme el camino que mi arrogancia me impide ver.

– “Para aclarar las cosas, Dios huyó de mi primero. Ni siquiera sabes cuanto oré de rodillas, leí la biblia, hice todo lo necesario y nada de eso importó, nada cambió”.-

– “Así que como ÉL no respondió a tus oraciones a tu manera, eso quiere decir que no te contestó ¿eh?”-

– Tienes que confiar en Él, a veces necesitamos quebrantarnos para poder ser útiles.-

:::::::::::::::::::::::::

– “Déjame contarte, de mis experiencias con Dios, tengo cero razones para confiar en Él en este momento”.-

– “Tienes que saber que Dios está contigo y Él te ama”.-

– “Ese no es el Dios al que conozco ¿sabes? Al Dios que conozco le recé cada noche y le rogué por una respuesta y el silencio fue ensordecedor. Presencié la desintegración de mi familia”…-

– “Sé que estás harto de que te diga cosas como esta, pero Dios está mirando. Ya sea que lo sientas o no, Él está ahí contigo. Se preocupa por ti. Más de lo que te imaginas”…

-“¡Me gustaría poder creer eso!”-

En conclusión “Not Today” es una película que te lleva a confrontarte contigo mismo y con tu propia espiritualidad, con todo lo que llevas dentro. Antes de finalizar este post sólo quiero decir que tras ver esta película e incluso desde antes de que terminara, por el tema que aborda, recordé lo que hace Ricky Martin con su fundación y sentí todavía más admiración por él, porque eso demuestra el gran ser humano que es.

Él tiene los medios y de alguna manera ha canalizado de una manera positiva su fama como artista, pero creo que todos nosotros, que somos personas tan normales, no necesitamos ir tan lejos ni tener tanto para poder ayudar a alguien. Allá afuera existen personas con tantas carencias, y muchas de ellas ni siquiera son materiales, pues a veces hasta un simple abrazo, una palabra de aliento o el mostrar que de verdad te preocupas por lo que le sucede a alguien que no seas tú, puede marcar una diferencia en la vida de quien tal vez necesite desesperadamente una señal para no dejar de creer.

En la historia, a pesar de tener una vida difícil, Annikka en su mundo lleno de inocencia siempre le preguntaba a su padre: ¿Hoy es el día?, quizá haciendo referencia a si había llegado el tiempo para ser feliz, (porque ella quería un títere de juguete). Su padre siempre le respondía que no, y como pudo le hizo uno muy rudimentario con hilos y trapos.

Me quedo pensando en esa frase en particular que da título a la película y en que es también una perfecta metáfora aplicable para nuestras vidas, puesto que muchos de nosotros aún no hemos sido capaces de descifrar las señales que nos ayuden a saber cuál es nuestra misión en esta vida…. Habemos tantos que estamos perdidos desde hace tanto, que quizá estamos buscando, dando palos de ciego, teniendo el camino de frente y de una manera tan obvia, pero quizá ese lugar donde Dios quiere que estemos no será como lo imaginamos, pero no podemos verlo porque no estamos destinados a ser personas tan importantes ni tampoco a poder hacer cosas tan grandes (como Ricky)… 

Pensar así no es más que una clara muestra de que ahí entra una vez más nuestra arrogancia y egolatría, pero eso no significa que desde donde estamos, con lo poco o mucho que tenemos, no pueda serle útil a alguien, o que no contemos con la capacidad para ayudar…

Creo que por eso estamos aquí, todavía en el camino y me pregunto: ¿Para cada uno de nosotros cuándo será el día?

Para finalizar (ahora si), los dejo con el trailer de la película (que sólo lo encontré en inglés), y también el enlace, por si alguien quiere verla online:

Gracias por esta historia (que llegó en el momento justo y en un día de tantas preguntas); por las personas que tienen la visión de ir más allá y ayudar a quien de verdad lo necesita, y a TI, que sé que siempre me miras, pero sobre todo me escuchas… Gracias por hacerte presente en mi vida aunque yo dude a veces, y sobre todo ¡por las señales!
Para cada uno de nosotros ¿Cuándo será el día?
Publicado en: Cine

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s