El Enigma de La Jirafa.

Cuando alguien menciona la palabra “Jirafa”, lo primero que viene hasta nuestra mente es la imagen de un animal enorme, manchado, de cuello y patitas alargadas. Sin embargo, lo que pocos imaginarían es que esa especie tan peculiar posee uno de los enigmas más interesantes que puedan existir en la naturaleza y que ustedes y yo vamos a desentrañar hoy, a través de estas Páginas Sueltas y de Colores.
 
Con toda seguridad más de uno de ustedes se preguntará: ¿por que razón lo de El Enigma de La Jirafa? Pues bueno la respuesta es muy simple y para empezar debo decirles que no todas las jirafas son iguales.A ver, a ver… ¿cómo es esto?… Todos, en algún momento de nuestra vida hemos visto una jirafa. Ya sea en el zoológico, en un circo, en enciclopedias o quizá también en algún documental que aborda como es la vida en el reino animal, y aunque en apariencia todas lucen las mismas características mencionadas al inicio de este post, hoy vamos a aprender porque razón no es exactamente así.

¿Están listos para desentrañar este interesante misterio?… Echémosle entonces un vistazo.

Para entrar de lleno en tema lo primero que podemos decir es que existen muchas cosas no resueltos sobre estos simpáticos mamíferos. Uno de los más importantes -y que la mayoría de nosotros desconoce- se refiere al hecho de que en la actualidad existe ya únicamente una sola especie viva y que es La Jirafa Carmelopardalis, y que está considerada como una de las más altas que han existido.

Después de esta, existen cinco especies fósiles más, que obvio existieron en el pasado.

El nombre de Jirafa Caramelopardalis tiene un significado. Jirafa: significa “alta” en árabe, mientras que Caramelopardalis, es un término que proviene del griego y quiere decir “camello leopardo”.

De esta única especie viva en nuestra época se derivan otras cinco especies más que son muy fáciles de diferenciar ¿por qué creen? Pues por la forma que tienen la piel, y aquí estamos revelando ya el primer enigma, porque aunque a simple vista pareciera que todas las jirafas son iguales, no es así.

Hay algunas que tienen los “parches” o manchas de un color más oscuro, que están divididos por un polígono y de un color un poco más claro, mientras que para las otras cinco especies la división que existe entre cada una de esas manchas parece más bien una rama y eso es lo que las hace diferentes, sobre todo a las que viven en la sabána africana.

Uno de los grandes misterios sin resolver hasta ahora fue encontrar la razón por la que estas cinco especies existentes hasta ahora se encuentran en puntos tan aislados y distantes de África.  Eso era todo un tema, hasta que a alguien súper listo se le ocurrió la genial idea de colocar un plano hidrográfico (con ríos, lagos, etc.), y fue al hacer eso que se dieron cuenta que son precisamente estos elementos físicos los que las tienen divididas así.

Todo esto sugiere la idea de que las jirafas no pueden nadar, por dos razones: No saben o simplemente no les gusta atravesar grandes cuerpos de agua. Ese ha sido desde siempre uno de los enigmas más grandes en torno a esta especie: determinar si son nadadoras o no.

Al existir solamente una especie en la actualidad, con sus cinco respectivas subdivisiones, nos lleva directo hacia otro de los grandes misterios relacionadas con ellas y que tiene que ver con el hecho de que quizá exista un enigma que no funciona bien a su favor en términos de evolución, y ese algo está relacionado con la forma de su cuello.

Desde siempre se ha dicho que el cuello tan alargado de las Jirafas tiene la función de permitir que ellas puedan alcanzar las hojas de los árboles más altos para poder alimentarse, pero esta teoría que fue sostenida durante años, cayó por completo cuando se realizó un estudio estadístico que además de revelar la incidencia acerca de qué tanto comen y en dónde, los hizo darse cuenta que ellas se alimentan a no más de dos metros de altura.

Si tomamos en cuenta que una Jirafa adulta puede llegar a medir hasta cinco metros, entonces podremos darnos cuenta de que esos dos metros “extras” en su cuello evidentemente no sirven para eso, y ese es uno más de los enigmas sin resolver.

Muchos dicen que su cuello sirve también para que puedan respirar cuando nadan, pero no se sabe si de verdad pueden hacerlo o no. En diversas ocasiones cuando los especialistas se han cuestionado esto, no falta alguno que envía alguna imagen de una jirafa en un safari dentro del agua, más sin embargo, el que sean “nadadoras”, no es algo que esté científicamente comprobado, ya que si por clasificación de las cinco especies existentes, encontramos que geográficamente están divididas por las zonas donde existe agua; eso nos revela que al menos en todo este tiempo no han sido capaces de desplazarse por lugares donde a fuerza tengan que cruzar por grandes extensiones territoriales de agua.

Algo que llama mucho la atención de los especialistas cuando se hace referencia a este punto, es el hecho de que cuando por alguna circunstancia las Jirafas tienen que sumergirse en algún lago o río, son únicamente las jirafas hembra quienes lo hacen, los machos no…. ¿por qué razón?… Vayan ustedes a saber cuál sería la explicación.

Por si todos estos misterios no fueran suficientes, entre macho y hembra de esa especie se ha determinado también que mientras las hembras tienen el cuello mucho más largo que los machos, ellos en contraposición poseen un cuello más grueso, denso y duro.

Todo esto da pauta a una hipótesis que tiene que ver con  la parte reproductiva de esta especie, en la que el macho utiliza su cuello como una especie de látigo infalible que le es de mucha utilidad a la hora de vencer a los contrincantes machos durante la temporada de apareamiento, y en la que un sólo cabezazo del macho dominante puede ser mortal. Lo mismo pasa con su cráneo, que suele ser más grande también.

Algo que también es poco conocido es el dato de que el cuello de la Jirafa crece todos los días… Otro enigma que se suma también a la lista.

Una persona bastante curiosita sobre todo este tema, realizó en una universidad un modelo matemático sobre el cuerpo de la Jirafa macho, para determinar si podía o no nadar.

La realidad es que en teoría todos los mamíferos pueden nadar, pero en este modelo se comparó al caballo y a la Jirafa macho con sus centros de masa.

El resultado fue que los caballos, por tener todas las extremidades iguales, tiene su centro de masa abajo del tórax, por esa razón cuando se encuentra en el agua puede mover sus cuatro patas, y aunque su cuello también es un poco alargado, puede sacar su cabeza y respirar sin ningún problema.

En el caso de la Jirafa Macho, su centro de masa se ubica en las axilas, pero si tomamos en cuenta que la estructura ósea es parecida a la de un pollo y que en este caso en particular, sus patas traseras únicamente sirven como apoyo, sus dos patas delanteras resultan insuficientes para un cuerpo tan grande en el que bajo el agua pesa lo doble el cuello y el cráneo.

Si ustedes se han fijado, cuando una Jirafa camina, con cada paso que da, tiene que bajar un poco el cuello, para poder balancear su centro de masa con su cuello y es esa la teoría que sustenta que una vez bajo el agua, sea mucho más difícil para ellos sacar su cuello. Todo su peso se apoyaría únicamente en las patas delanteras y eso ocasionaría que bajo esas condiciones quedara literalmente “patas arriba”.

Este panorama es muy desalentador, porque si tomamos en cuenta que sólo quedan cinco especies y que estas se encuentran divididas según la hidrografía, todo apunta a que como especie no han podido evolucionar ni adaptarse y de continuar así, podrían llegar a la extinción.

Esos son a grandes rasgos algunos de los misterios más interesantes que envuelven a esta simpática especie que también a nivel estadístico es uno de los animales más visitados en los zoológicos.
Espero que les haya resultado entretenido conocer toda esta información con la que iniciamos las actividades blogueras de esta semana.
¡Buen inicio de semana!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s