Un Chat con Jesús

Jesús: ¡Hola! ¿Me llamaste?


Tú: ¿Llamarte? No… ¿Quién eres?

Jesús: Soy Jesús, escuché tus oraciones. Así que pensé que podríamos chatear.

Tú: Si oré, me hace sentir bien, pero ahora estoy ocupado, estoy en medio de algo.


Jesús: ¿Qué estás ocupado?, las hormigas son ocupadas también.

Tú: No sé. Pero no puedo encontrar tiempo libre. La vida se ha vuelto agitada. Es hora pico todo el tiempo.

Jesús: Seguro… La actividad consigue ocuparte. Pero la productividad consigue resultados. La actividad consume tiempo. La productividad libera.

Tú: Entiendo, pero yo todavía no puedo lograrlo. Por cierto, yo no esperaba que me enviaras una alerta de mensaje instantáneo en el chat.

Jesús: Pues bien, sólo quise ayudarte a resolver tu problema en tiempo real, darte un poco de claridad. En esta era de redes sociales, quise acercarme a ti a través de un medio con el que tú te sientas cómodo y te es familiar.

Tú: Dime: ¿Por qué la vida es tan complicada ahora?

Jesús: Deja de analizar la vida, sólo vívela, analizarla sólo la vuelve más complicada.


Tú: Entonces ¿por qué nos sentimos constantemente infelices?

Jesús: Tu ahora es el mañana que te preocupaba ayer. Tú te preocupas porque te analizas. Preocuparte se ha convertido para ti en un hábito, por eso que no eres feliz. 


Tú: ¿Pero cómo no preocuparse cuando en todo hay tanta incertidumbre?

Jesús: La incertidumbre es inevitable, pero la preocupación es opcional.

Tú: Pero hay mucho dolor debido a la incertidumbre…

Jesús: El dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional.

Tú: ¿El sufrimiento es opcional? ¿Entonces por qué la gente buena siempre sufre?

Jesús: Un diamante no puede pulirse sin fricción. El oro tampoco puede ser purificado sin fuego. La gente buena pasa por pruebas, sin esas experiencias de vida no podrían ser mejores personas.


Tú: ¿Quieres decir que esa experiencia es útil?

Jesús: Así es, en esos términos, la experiencia es un duro maestro. Te da la primera prueba y las demás lecciones después.

Tú: Sí pero… ¿Entonces por qué tenemos que pasar por ese tipo de pruebas? ¿Por qué no podemos estar libres de problemas? 

Jesús: Los problemas son barreras con un propósito. Ofrecen algunas lecciones benéficas para mejorar la fuerza mental. La fortaleza interior viene de la lucha y la resistencia, no de cuando estás libre de problemas…


Tú: Pero es que francamente, en medio de tantos problemas no sabemos ni hacia donde nos dirigimos…

Jesús: Si ves afuera de ti no podrás saber a dónde vas. Mira tu interior. Mirando afuera sueñas, mirando adentro despiertas. Tus ojos te ofrecen lo que puedes ver, y tu corazón lo que puedes sentir.

Tú: Pero… Es que a veces el que las cosas no resulten como uno espera duele más que si actúas de manera correcta, ¿entonces qué debo hacer?

Jesús: El éxito es una medida decidida por otros. La satisfacción es una medida que decides tú. Conocer el camino es mucho más satisfactorio que conocer lo que te motivó a seguirlo. Puedes trabajar con la brújula del alma, deja que los otros trabajen contra el reloj.


Tú: Y en tiempos difíciles, ¿cómo le hago para mantener la motivación?

Jesús: Siempre mira lo lejos que has logrado llegar, en lugar de la distancia que te falta por recorrer, cuenta tus bendiciones, no lo que te hace falta.


Tú: ¿Y qué es lo que te sorprende de la gente?

Jesús: Que cuando sufren siempre preguntan: ¿Por qué a mí?, pero cuando prosperan nunca preguntan: ¿Por qué a mí? Todos desean tener la verdad de su lado, pero pocos quieren estar del lado de la verdad.

Tú: A veces me pregunto ¿quién soy? ¿por qué estoy aquí? y no consigo la respuesta.

Jesús: Deja de preguntar quién eres, para determinar quien quieres ser, deja de buscar el propósito por el que estás aquí. Crea tu vida, puesto que esta no es un proceso de descubrimiento, sino un proceso de creación.

Tú: ¿Y cómo puedo obtener lo mejor de la vida?

Jesús: Házle frente a tu pasado sin pena. Maneja el presente con confianza y prepara tu futuro sin miedo.

Tú: Ok… Una última pregunta… ¿Por qué a veces siento que mis oraciones no son escuchadas?

Jesús: No existen oraciones sin ser respondidas. A veces la respuesta es NO.

Tú: Gracias por este maravilloso chat. Me siento muy feliz de iniciar el día con un nuevo sentido de inspiración.

Jesús: Bueno, manten la fe y suelta el miedo. No creas en tus dudas y duda de tus creencias. La vida es un misterio que no resuelve, no un problema que resolver. Confía en mí, la vida es maravillosa si sabes como vivirla.

Tú: Te lo agradezco mucho.

Jesús: Siempre serás bienvenido cuando quieras conversar conmigo. Que tengas un buen día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s