La primer página del diario que está por finalizar….

 
Sábado 2 de Enero, 2010.
 
Hoy es el segundo día de un nuevo año, pero esta hoja llevo muchos días pensando en ella y en como la quería escribir.
 
Apenas este día se materializa en papel, pero nació varias semanas antes de que terminara el 2009. Un día, cuando fui a una tienda donde venden artículos diversos para la casa, buscando unos adornos navideños que yo necesitaba como parte de los “props” para un comercial, hurgando con curiosidad en un área de la tienda destinada a papelería, encontré un cuaderno súper grueso de pastas duras (como los que tanto me fascinan), y ahí fue donde nació la idea para esta primer página.
 
Obvio, en ese primer instante todo lo que quería plasmar no lo escribí ahí. Lo que es más, ese día ni siquiera salí de la tienda con el cuaderno nuevo metido dentro de una de las bolsas de compra, pero volví a casa con una idea que me ilusionó desde ese momento y que consistía en que una vez que tuviera el cuaderno en mis manos, convertirlo en “La Bitácora de Un Nuevo Comienzo”.
 
Desde los 17 años, que fue cuando descubrí mi fascinación por jugar a ser escritora, comencé a llevar un cuaderno de diario, el cual, (dependiendo del número de hojas, grosor de la libreta y frecuencia con que escribía), cada 1 ó 2 años terminaba, para luego empezar a llenar otra vez uno nuevo.
 
Así ha sido desde entonces… En todos estos años, he llenado distintas libretas de todos los tamaños y colores, no sólo con anécdotas y momentos de mi vida, sino también de cosas simples: fotografías de gente que admiro, otras que no son famosas -pero en su momento fueron importantes para mi-… Hojas impresas con mails, pedazos de boletos de algún concierto, tickets de alguna función de cine o teatro a la que asistí; y así por el estilo, un montón de cosas significativas, cuyo valor radica ahora en la capacidad que tienen para permitirme regresar  en el tiempo y revivir la emoción que experimentas cuando en tu interior existe un sueño.
 
Sé que mientras tenga vida y capacidad para escribir voy a seguir haciendo eso, pero esta vez, y a diferencia de otros cuadernos de diario, me gustaría llenar este nuevo de una forma muy distinta…
 
En los últimos años, me he dado cuenta de que la forma como una persona escribe, revela muchísimo más de lo que alguien o esa misma persona pudiera platicarte, y te permite conocer como es, más allá de lo que te describe una imagen captada por una cámara y que con el tiempo se desgasta.
 
 
Las letras, para quienes escribimos, hablan mucho no sólo de lo que una persona lleva dentro, sino de la forma como percibe el mundo en el que vive, y eso, logra transgredir la barrera del tiempo para contar en un futuro -tal vez distante- una historia sobre alguien que vivió en otra época y lugar.
 
La verdad no sé si será que a mi me encantan las historias sobre gente y lugares que de no ser por las letras o las imágenes reveladas en sus recuerdos, de otra forma nunca habría conocido.
 
Por eso, en este nuevo comienzo, me gustaría que este cuaderno se convirtiera en eso, en una bitácora donde quedaran plasmadas páginas que hablen de la emoción que produce cuando sueñas con alcanzar algo, de los detalles simples que puedes llegar a descubrir en un día normal (y que te gustaría compartir con alguien en una charla al final del día); y al igual que en diarios anteriores, pegar en varias páginas: papeles, tickets, pedazos de envoltura, flores y hojas secas que simbolicen una especie de “souvenir emocional”.
 
Ese tipo de cosas, al igual que los recuerdos, son las que más se atesoran y por ningún motivo se debe permitir que con el tiempo se pierdan o se olviden…
 
… La verdad no sé quien podrá leer esto en un futuro lejano, pero me gustaría que si este cuaderno de diario sobrevive y alguna vez reviven las letras impresas en sus líneas; ante los ojos de quien lo haga, encuentre aquí la historia de una chava que si bien es cierto le tocó vivir en una época difícil, fue capaz de atrapar a través de las letras una perspectiva distinta de su mundo.
 
Así como se plantea, pudiera parecer que las páginas de este nuevo diario están destinadas a conservar únicamente las anécdotas buenas, los sueños o fragmentos de instantes felices… Pero la vida no es sólo eso, de todo se aprende, y si en algún momento los renglones en blanco se pintan de tonalidades grises; ojalá que también al mismo tiempo, las líneas se impregnen con el aprendizaje y la reflexión de cada experiencia, y que puede ser un peldaño más para escalar o retroceder… La elección es libre para cada ser humano…
 
Cada día que se vive es algo similar a tener un cuaderno de diario nuevo…. Se puede escribir lo que sea y de la forma que se quiera… Por eso yo quiero ser optimista y pensar que en esta “Bitácora de un Nuevo Comienzo” tendré la posibilidad de compartir historias interesantes, presentarle a quien me regale su tiempo, personajes llenos de magia, guardar para siempre una carta escrita con sinceridad, o los detalles simples que se descubren en lo más simple y cotidiano.
 
En pocas palabras, mostrar la perspectiva tan distinta que se puede tener de la vida, cuando uno aprende a transitar por el puente que delimita el mundo real del imaginario…
 
Ojalá que para quien lea esto en el futuro, este cuaderno sea como esos libros antiguos donde uno nunca sabe lo que leerá y todo cuanto va descubriendo lo sorprende.
 
Aquí empieza esta travesía y comienza también a escribirse una nueva historia…
 
Ojalá en cada letra encuentres algo mágico, algo interesante que te permita aprender algo distinto cada día, que sea una alternativa (para quien decida acompañarme en este viaje), no sólo abstraerse de sus problemas o de lo rutinario, sino que también encuentre aquí elementos que le regalen la posibilidad de soñar y reflexionar más allá de su realidad…
 
-Martha-
::::::::::::
Este texto que acaban de leer fue la primer página del cuaderno de diario que comencé en el 2010 y que estoy a pocas páginas de poder terminar. 
 
Hace apenas unos días y a raíz de estar yendo muy seguido al parque para trabajar audios y cosas para este blog, en un ratito de relax comencé a hojear el diario y fue inevitable querer compartir esta primer página aquí.  (creo que ya lo había hecho… Busqué el post y al parecer no), pero sin importar eso, y más allá de todo lo que ha pasado y ha quedado escrito en ese diario, quise plasmar esto en el blog, para que todos ustedes lo tomen muy en cuenta (porque en cierta forma así es la vida de cada uno de nosotros); pero sobre todo que lo tengan muy presente porque más adelante voy a compartir no sólo el cierre de ese diario, sino algo muy mágico que se relaciona con todo esto y va a quedar para siempre ahí.
 
“El escribir es algo que está sólo en las posibilidades de aquellos espíritus sensibles a los acontecimientos más comúnes de la existencia. Aunque es mucha la gente que puede inventar y transmitir a través de las letras, es poca la que se atreve a mostrarlo a la luz… Hay quienes escriben para si mismos”…
-Anónimo-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s