La Magia de Audrey Wells y Frances Mayes.

La semana pasada vi por enésima vez la película “Bajo El Sol de La Toscana”, una cinta que como muchos de ustedes saben es una de mis grandes favoritas.
 
A pesar de que ya perdí la cuenta, todas las veces que la he visto me sucede lo mismo: ya sea que la transmitan en la tele o la encuentre por casualidad en algún sitio web, pero cada vez que por alguna razón me toca verla completa, me quedo enganchada con la historia y además de hacerme soñar despierta (porque me identifico mucho con Frances, -la protagonista-), siempre encuentro algo nuevo que me deja pensando al respecto durante varios días.
 
Esta última vez que la vi, me quedé pensando mucho en el personaje principal… Sin contar mucho a detalle (para quienes no la han visto), ella es una chica que compra una casa en “Bramasole”, lugar mágico enclavado en la romántica Toscana; pero al momento de llegar ahí, ella (al igual que esa casa en ruinas que adquiere siguiendo un impulso), su alma está por completo devastada; pero a media que la trama se desarrolla, como espectadores podemos ver que al igual que la casa, se va restaurando, el alma y el corazón de Frances también…
¡Wow! me cayó el veinte de eso esta última vez que la vi, y eso me llenó por completo de esperanza…
 

Si alguien me preguntara: ¿por qué me gusta tanto esa película?, la verdad no sabría bien a ciencia cierta que responderle… Creo que sólo le diría que me parece una historia tan mágica, tan inspiradora, tan rica en imágenes, colores, sentimientos y emociones… Y precisamente en esta última vez, reflexionando acerca de todo eso, me quedé pensando también en la infinita capacidad de percepción y sensibilidad que debió tener la persona que dirigió la cinta, para poder recrear a través de una cámara de cine, toda la magia y el encanto del libro original que dio pauta al guión cinematográfico de “Bajo El Sol de La Toscana”.
 
Llegar a esa conclusión, como era de esperarse, propició que surgiera en mi una gran curiosidad por averiguar: ¿quién estaba detrás del libro? y buscando aquí y allá descubrí que Audrey Wells, (la chica que aparece en la primer foto que encabeza este post), fue quien escribió y dirigió el guión de esta película, basándose en el libro de Frances Mayes.

Frances Mayes (autora de “Bajo El Sol de La Toscana”).

Creo que eso explica porque es una película tan fascinante, porque pocas veces se da una mancuerna así: escritora-directora, para tener la visión de poder reflejar a través de un lente todo lo que en su mente y corazón se imaginó quien creó algo tan mágico…
 
Hoy no quiero hacer muy largo este escrito, así que sólo diré que Frances Mayes se merece un post aparte, y respecto a Audrey Wells, en su carrera como directora cuenta con un currículum no muy extenso, y entre los que destaca su trabajo como guionista en: “George de La Selva”, “Shall We Dance?” (con Richard Gere y Jenniffer López); aún así, continue siendo mas reconocida por “Bajo El Sol de La Toscana”, maravillosa película que este viernes me da tema una vez más para este blog.
 

Para finalizar, sólo quiero agregar que esta última vez que vi la cinta, me dieron muchas ganas de escribirle una carta a la directora, para agradecerle por todo lo que su historia me inspira…Respecto a la autora… ¡Uff!… Luego, luego empiezo a alucinar barato y me imagino que si un día tuviera oportunidad de estar en una conferencia o rueda de prensa donde estuviera ella o entrevistarla, le preguntaría: ¿cómo se inspiró para escribir una historia tan fascinante?, ¿de dónde surgió la idea y cómo fue el proceso mientras la fue creando?…Y es que no es sólo la película, las imágenes, la historia tan bien contada… ¡Vaya!, hasta el soundtrack creado por Christope Beck (del que ya hablé hace tiempo en los Lunes de Compositores) me inspira tanto… Y no sé, pasará el tiempo, y yo seguiré llegando a casa para en una tarde normal y luego del trabajo, desconectarme de todo y soñar despierta con “Under The Tuscan Sun”…

 
Ahora estoy tras la búsqueda del libro (un reto más, encontrar y leer un segundo libro completamente en inglés… Seguramente ya contaré en este espacio al respecto)… Mientras eso sucede les dejo un clip con escenas de la película y mis mejores deseos para que cada uno de ustedes tenga un fin de semana genial, y en ese lapso, yo por mi parte, sigo buscando para este espacio, cosas que nos llenen el alma de esperanza e inspiración.
 
P.D: ¡Gracias a Audrey Wells y Frances Mayes por toda la inspiración y la magia que hay detrás de esta maravillosa película!
 
¡Buen Finde!

 

“Cuentan que construyeron una vía férrea sobre los Alpes entre Viena y Venecia antes de que existiera un tren que pudiera realizar el trayecto… Aún así la construyeron. Sabían que algún día llegaría el tren. 

… Si hubiera tomado otro desvío, ahora estaría en otra parte, sería una persona distinta… ¿Qué son cuatro paredes?, son lo que contienen. La casa protege a los soñadores… Pueden suceder cosas increíblemente buenas, incluso después de mucho tiempo, y es una gran sorpresa”… -Frances-

“Bajo El Sol de La Toscana”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s