Página de Diario Para Dios.

Señor:

¡Hola! ¿Estás ahí? (yo sé que aunque yo no escuche, la respuesta siempre es: “Sí”).

Anoche me ganó el sueño y ya no te di las gracias por el día completo que me regalaste. 
¿Sabes?, ayer estuve pensando mucho en que es una completa grosería lo que yo hago con la vida que me regalaste, pues teniendo todo lo que se necesita en el alma y en las manos, desperdicio los días que para otras personas serían como oro molido y por razones que nada más tú sabes -y yo no entiendo-, para alguien más tú has decidido hoy, no otorgarle de manera igual.

Quiero pedirte una disculpa por eso, por no valorar la vida, por regalarle a la tristeza el tiempo.

En esta madrugada en que desperté pensando en que no había hablado contigo, pasó algo muy curioso: de pronto miré a mi alrededor y descubrí que esa chica solitaria que soy y dentro de la cual vivo; tiene un mundo mágico lleno de libros en su habitación, además de un montón de hojas en blanco por todos lados, que al igual que tú, llevan mucho tiempo a la espera de que deje de desperdiciar los días y la vida para plasmar en ellas las historias mágicas que tú pusiste adentro de su alma.

Hace ya unos cuantos años, de un hermoso ángel con guitarra, aprendí que el cuerpo físico no es más que un estuche que resguarda todo lo que esta mujer que soy yo en realidad es, y todo lo que ama,

Para todo hay un tiempo, y aunque hay sentimientos que de tan hermosos que son, a veces ni siquiera cabe la posibilidad de expresarlos; experimentarlos con toda la intensidad que tiene el alma, es una bendición muy grande, porque más allá de que muchas veces duelan, vienen a enseñarnos la infinita capacidad que un ser humano puede tener para amar el corazón y todo lo que en su interior lleva alguien más.

Allá afuera la gente no ve eso. A mi me has dejado verlo a través de la transparencia de unos ojos que no son los míos y pertenecen a un ángel que vive en un punto distante.

Hoy quiero darte las gracias por eso; también por este disfraz que llevo puesto desde hace tantos años y que en este instante se muere de sueño…

También te agradezco que en medio de esta habitación oscura, llena de libros, esté aún plagada de historias mágicas flotando todavía en el aire y que versan sobre: duendes, faunos, perros callejeros, artesanos que fabrican corazones en un país mágico; así como fantasmas que nos cuentan como era la vida  y las historias de amor en otro siglo. 

La chava que transportará todo eso del mundo mágico al real; cierra los ojos para seguir soñando otro rato, no sin antes agradecerte por el regalo de la vida; además de hacerte la promesa de que a pesar de que en apariencia haya días grises y sin un motivo, intentará no dejar escapar ni uno más.

Besos a la distancia para quien se extraña y bendiciones para quienes despertarán dentro de un rato con toda la intención de levantarse y vivir con toda la fortaleza de su alma.

A ti Señor: gracias por estar siempre ahí, por escucharme siempre.
Nos leemos al ratito… Zzzzzz….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s