Ilusión…

Hola… ¿Estás ahí?, yo sé que como siempre, la respuesta es: “Sí”
Hoy volvimos a casa en silencio, pues en realidad no había mucho que decir… A pesar de que no pronuncié palabra alguna, sé muy bien que siempre puedes escuchar el sonido de mis pensamientos.
Siempre sabes como estoy, así que para ti no existe nada mío que represente un misterio… Sabías muy bien que ayer y hoy regresé con frío y con esa sensación en los bolsillos de a veces no saber muy bien que hacer.
No estoy triste, y también hace mucho tiempo que no te pido nada. Sigo con los bolsillos cargados tan sólo de sueños y de tantas historias pendientes por contar…
Después de tanto silencio, no sé si te parezca extraño que al final del día, de pronto te dirija la palabra para contarte que hoy, en el camino de regreso, tuve ganas de pedirte si un día de estos me regalas otra vez una ilusión…
Sí, de esas que sirven y ayudan tanto para que no se muera el alma ni se endurezca ese músculo de color rojo que llevo en mi interior…
No sé como ni cuando, pero más que pensarlo, hoy eso fue lo que tanto necesité…
¡Hasta mañana!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s