Los Pensamientos de Minotauro I…

… Y se sentó sobre la cama en una madrugada fresca. A su alrededor todo era penumbra y silencio, pero él ya no se podía dormir.
Por primera vez en mucho tiempo, hizo a un lado sus pensamientos. Estaba cansado de cargar con el pasado y de vivir preocupado por todo lo que todavía ni había sucedido.
Permaneció durante algunos instantes fascinado cuando descubrió después de tanto tiempo el sonido de su propio corazón generando latidos y el ciclo de su respiración.
A pesar de la oscuridad, ante sus ojos era perceptible todo. Podía incluso cerrar los ojos y caminar sin tropezarse, porque seguía viendo por dentro y sin necesidad de luz.
Mirar así, respirar así, le había hecho ver las cosas más claras que nunca, en medio de la oscuridad.
24 de agosto, 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s