En la antesala del Everest…


El Monte Everest es un lugar tan desafiante como místico… Para los budistas es: “El Techo del mundo” porque bajo su gélido manto se han vivido y escrito las más increíbles historias (una de ellas atrapada en el libro que estoy leyendo ahorita).
En este inicio de semana quiero simplemente compartirles algunos datos sobre este sitio tan mágico como peligroso, con la intención de que los tengan muy presente y sea una especie de preámbulo para la presentación de un personaje que conocí hace apenas muy poco tiempo y que en esta época que nos tocó vivir, ha vivido una experiencia impresionante en este lugar.

En los próximos días regreso para compartirles esa historia que está llena de un aprendizaje inmenso hasta para quienes no seremos nunca alpinistas, pero mientras eso sucede, que tengan buen inicio de semana y no olviden tener muy frescos todos estos datos que leerán a continuación, pues es nuestro boleto de acceso a la antesala del Everest.

************
En la Antesala del Everest…
Esta es la vista que tienen quienes han alcanzado “El Techo del Mundo”.
– Los alpinistas requieren 60 días de aclimatación previa a escalar esta famosa cumbre.
– A partir de los 6 mil ó 7 mil metros de altura, los niveles de oxígeno se reducen a un tercio de lo normal.
– Las estadísticas dicen que a esa altura no existe un ser vivo que complete un ciclo reproductivo de 24 horas.
– Es una de las montañas más peligrosas no sólo porque el ascenso es en pendiente vertical, sino por el viento y las condiciones climatológicas adversas.
– El hemisferio que controla la parte motriz del cuerpo humano, no trabaja bajo estas condiciones, por lo que abrocharse un simple botón pude resultar toda una odisea para los alpinistas.
– El hemisferio que controla las emociones, también falla estando en el Everest, y puedes un día amanecer de buen humor, luego lloras, extrañas a tu familia, pasas por toda la gama de emociones… (Aquí se me ocurriría preguntar ¿Cómo afecta a las mujeres alpinistas?, si en condiciones normales nuestros cambios hormonales dan miedo… ¿se imaginan estando ahí escalando?).

8,840 metros de altura mide el Everest, por eso es la cumbre más alta del planeta.
216 personas han muerto en el intento de escalar el Everest.

– El raciocinio tampoco es igual bajo esas condiciones, muchos de los accidentes y muertes están relacionados con situaciones de juicio o de no saber tomar una decisión correcta en momentos críticos.
– La falta de oxígeno propicia que tu cuerpo produzca más glóbulos rojos, y el corazón late más fuerte para compensar esa falta de oxígeno. Te puede dar taquicardia y como una forma de protegerse, este órgano deja de mandar sangre a las extremidades, de ahí viene lo que se conoce como “frostbite”, término que usan los médicos para referirse a la congelación de las partes del cuerpo más lejanas al corazón, causando daño en la piel y los tejidos.
– Los alpinistas deben subir y bajar “en estilo”, esto significa usando los diez dedos de las manos y los pies, con el mentón y la nariz. Si llegas a la cumbre, pero pierdes alguna de estas extremidades, en el mundo del alpinismo se dice que “no subiste con estilo” y por lo tanto no alcanzaste la cumbre de una forma exitosa.
– La ruta para llegar al Everest: México – Los Ángeles, Los Ángeles-Hong Kong,  o Los Ángeles-Deli, Deli – Katmandú (en este lugar se hace escala para comprar equipo), de ahí se vuela en avioneta a través del Valle del Khumbú (en Nepal), a la aproximación al campamento base que es Pukla, De Katmandú a Pukla son alrededor de 5 horas en avioneta. 
Ahí llegas a una altura de 2 mil o 3 mil metros y de ahí comienza un período de caminata durante 10 días, haciendo paradas en distintas villas, para llegar al campamento base, donde se monta el centro de operaciones.
– El campamento base se encuentra a 5,400 mts. de altura.  Ahí te puedes llegar a encontrar hasta con 300 alpinistas en temporada “alta”
– La temporada más común para escalar esta cima es entre abril y mayo. Previo al monzón.
– Los Sherpas son las personas originarias de Nepal que ayudan a todos los expedicionistas a cargar todo el equipo pesado que se necesita para montar su campamento base. Es un camino de 10 días caminando, y ellos ganan alrededor de 400 dólares por temporada (la verdad es poco dinero para la frieguiza que se meten).
– Durante los 10 días que dura la caminata hacia el campamento base, los alpinistas se alimentan con “raciones de marcha”, que consisten en: sandwiches, barras de chocolate, barras energéticas, frutas secas, y en ocasiones llevan una pequeña cocinita con la que preparan comida.
Sherpa
– Para 60 días de estadía en El Everest, se necesitan provisiones para 3 meses. (los expedicionistas deben contemplar un mes extra de resguardo por si llega a suceder algo).
– La mochila de un alpinista pesa alrededor de 25 kilos.
– Hay cuatro campamentos: El campamento 0, que es el que está al pie de la montaña, el campamento 1, que está ubicado a 5,600 mts de altura, campamento 2: a 6 mil metros de altura, campamento 3 a 7 mil, campamento 4, conocido como “Zona de la muerte”, porque en este punto se reduce el oxígeno, a 8 mil pies.
– Un permiso para escalar el Everest cuesta 10 mil dólares. (independientemente de si subes o no subes).
– Los primeros 50 días se usan para equipar los campamentos con tiendas, cuerdas y comida.
– Los alpinistas suben del campamento 0, al campamento 1, pero no se quedan ahí, vuelven a bajar, ya que es una regla en la montaña que subes alto, para llevar el cuerpo al límite máximo, y luego descansas abajo. La idea es someter el cuerpo a un desgaste y luego que se recupere para irlo aclimatando.
– Existen dos rutas para escalar: ruta sur, por el lado de Nepal, ruta norte, por el lado de China. La ruta sur es difícil y mucho más peligrosa porque implica atravesar un glaciar de 700 metros de largo, y el riesgo son los deslaves de los bloques de hielo.
– La ruta norte es ascenso vertical y es un poco más “agradable” en cuanto a aproximación y tiene 3 escalones que se conocen como “Los Escalones de Hillary” (en honor a Edmund Hillary, que fue la primer persona que alcanzó la cumbre del Everest). 
– Sólo un helicóptero ha podido aproximarse a la cima del Everest. Las condiciones del viento no lo permiten y por lo mismo eso complica todavía más los rescates.
– El 80% de los accidentes ocurren durante el decenso. (por los problemas de racocinio que ya comentamos y porque de bajada el cuerpo viene ya con más desgaste físico).
– Estando ya a punto de alcanzar la cima, los alpinistas tienen que salir a las 11 de la noche, para llegar a la cima antes de las 2 de la tarde, ya que a esa hora cambian los vientos y ellos deben asegurarse de que haya luz durante el decenso.
– Si antes de las 2 de la tarde los equipos de expedición no han alcanzado la cumbre, deben regresarse, si no está en riego su vida.
– En esa parte de la montaña, los descansos se reducen a 1 minuto, aproximadamente.
– El Everest es considerado como la madre tierra del mundo. En el campamento 0, los monjes budistas hacen una ceremonia en la que los alpinistas le piden permiso a la montaña para entrar a ella (porque finalmente es una agresión por parte de los humanos).
Se dice que cuando la madre tierra te reclama, debes de quedarte ahí (por eso muchos cadáveres de alpinistas se quedan en la montaña). 

Está también la parte realista que tiene que ver con el hecho de que rescatar a una persona enferma en las alturas, pone en riesgo la vida de todos los que estén implicados en el rescate, por muy profesionales que sean. 
¿Cómo van al baño los alpinistas??????…. Pregunta del millón y que a más de uno le da curiosidad saber: Pues bueno, los hombres hacen al aire libre (¡Iughhhh!!!), en el caso de que sea más compleja la situación, ellos cargan unos contenedores especiales para ese propósito.
Los trajes tienen un cierre especial… En pocas palabras ellos hacen de “aguilita” pero a eso sumen que hace frío y hay viento, lo cual viene a complicar las cosas más. En las mujeres la situación es un poco más complicada.
– Previo a viajar, los alpinistas tienen que estar escalando montañas mínimo cada 15 días, porque es  algo similar a los pilotos, para ir acumulando “horas de vuelo”. Además tienen que ir al gimnasio para fortalecer la espalda y los brazos.
¿Interesante no?… Ni yo sabía todo esto, luego regreso a contarles más…
Monte Everest visto desde el espacio.
“La cima es la mitad del camino… Nadie llega al Monte Everest por casualidad”…
-Anónimo-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s