Hoy Hace Cinco Años…

Hoy hace 5 años me escribió por primera vez un comentario en el blog, alguien que yo no sabía se iba a convertir en una de las personas más importantes en mi vida.
Siempre que recuerdo ese primer mensaje, vuelvo a revivir esa especie de desesperación porque no me dejó una dirección de correo electrónico donde pudiera responderle, y con la esperanza de que tal vez más adelante volviera, le respondí yo en ese mismo post que tampoco me imaginaba iba a ser uno de los más visitados en la historia de mis “Páginas Sueltas y de Colores”Soraya algo tuvo que ver con todo esto desde el principio, y por fortuna esa persona ¡volvió!
Todo lo que ha pasado a partir de ahí es ya una parte muy importante de mi historia, casi toda atrapada en este espacio a través del tiempo… Más de mil correos que vuelvo a leer y me derriten, el viaje y las vacaciones más increíbles que he vivido en toda mi vida, cartas escritas de puño y letra (una de ellas que me hizo saber lo que se sentía llorar de felicidad), muchos detalles simples, de esos que llenan tanto el alma, y cientos de charlas que se desvanecieron con el tiempo.
A 5 años de distancia sería imposible reseñar todo eso, y tan sólo puedo decir “Gracias” (por haber puesto a ese ángel de alas azules en mi camino), pero sobre todo, agradecer por todas las lecciones aprendidas en este tiempo: Paciencia y Tolerancia desarrolladas al máximo; cimentadas en un sentimiento muy sincero. 

Confianza Ciega y Absoluta, no sólo para mostrarse vulnerable y tal cual eres, sino para confiar tus sentimientos y emociones, porque sabes que quien las tiene en sus manos no te dañará jamás.
Todo esto sumado a la lección más fuerte respecto a un eterno conflicto: “El Desapego”…
Contar 1,825 días es mucho más fácil cuando pienso en todo lo que gracias a esa persona descubrí de mí y que ni yo misma sabía que tenía, porque curiosamente ha sido con quien mis pocas virtudes y mis múltiples defectos se magnifican siempre.
Muchas cosas han cambiado desde entonces, pero echando un vistazo al camino recorrido, es fácil darse cuenta que a pesar de que no tengo ni la menor idea de como se vislumbre el futuro, algo dentro de mi me hace saber siempre, que por algo nos pusieron aquí.
Yo no tengo alas como ella, pero cada vez que pienso en todo lo que hemos compartido y lo que descubrí desde el instante mismo en que nos encontramos en un aeropuerto, de algo he estado convencida desde entonces: a ella la pusieron en mi camino para que yo aprendiera a sanar cosas de mi que yo sola no podría, y a mi en el de ella, para impulsar su vuelo hasta donde me sea posible, para empujarla cuando no pueda volar… Mientras mi corazón esté vivo y mis pulmones se sigan llenando de aire, seguramente así será y lo haré… Por lo pronto hoy es un día más que se suma, para agradecer.
¡Gracias por todo Vane!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s