Rescatando páginas y sueños

Hace algunas semanas atrás, buscando un CD con unas fotos de Soraya que descubrí que ya no tenía, me encontré con un antiguo diario que hacía mucho tiempo no veía… Lo empecé a hojear y fue muy lindo reencontrarme con algunos sueños que todavía tengo y están ahí, solamente empolvados; y leyendo algunas páginas al azar encontré un escrito que me gustaría compartir hoy como antesala a otro post que titularé “un viaje robado”.
En estos días en que lo ordinario se repite como un ciclo incesante y acapara todo el tiempo, siempre es bueno reencontrarse con los sueños, porque eso ayuda y un buen… Por el momento yo no sé cuando pueda empezar a hacer planes de nuevo respecto a esto, pero sin importar el tiempo que pase, en los días en que no sucede nada o los caminos que conducen hacia los sueños no se vislumbran por ninguna parte, llena bastante el corazón saber que eso que hace tantos años esperas poder hace posible, sigue vigente en ti.
En días normales siempre es bueno recordar cuáles siguen siendo tus sueños…
*******

29-VI-’99
Hoy vi una fotografía de “La Piedad” de Miguel Ángel, en un libro de obras de arte que forman parte de la colección que se encuentra contenida en El Vaticano, y me impresionó por la multitud de detalles que tiene, los sentimientos que te provoca y por la perfección que encierra a pesar de ser una escultura y haber sido hecha por un humano.
¿Te imaginas todo lo que representaría poder verla en vivo? Al descubrir esa imagen y ver como son los alrededores de ese lugar comencé a soñar despierta… Me imaginé recorriendo los pasillos de ese museo, caminando por las calles de Roma, con nada más que una mochila atada a la espalda, y mis pensamientos, en un viaje que me otorgaría un conocimiento y una paz buscada por años.
De ahí me iría a La Toscana, para poder ver esos paisajes tan llenos de quietud y vegetación, probaría un buen vino, con un buen pan, para posteriormente perfilar mis pasos hacia Florencia, sin olvidar Solarolo, provincia de Ravenna en la región italiana de Emilia-Romagna… Siguiendo los pasos de Laura, a pesar de que ella no esté ahí.
¿No pido nada verdad?... Sólo me despido hoy esperando que un día eso pueda ser realidad.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s