Una tarde con los Doctores de la Risa…

Aprovechando que toda esta semana tenía permiso para salir, jugar y hacer travesuras, Martuchis invitó a Martha a un lugar, una tarde de entre semana, luego del trabajo.
Martuchis sabía que en el lugar en donde vive, Martha no tenía alguien con quien jugar a no ser grande; y esa era también la razón por la que la mayoría de las veces se olvidaba de que Martuchis existía en su interior… Así que como no estaba dispuesta a que pasara otra tarde sin colores, al final la convenció y se la llevó a un lugar donde sabía encontraría algo que después de tantos días de ir y venir, de correr, subir y bajar le vendría  muy bien.
En ese lugar, encontraría un remedio para refrescarse el alma, había doctores, pero no era un hospital…  Ahí regalaban eso que sirve para llenar el corazón y desinflarse por fuera, algo que es exactamente igual a cuando sientes cosquillas, o en los días en que cualquier detalle simple, por dentro te hace sentir maravillosamente bien… En ese lugar te regalaban “risa”, pero no en forma de pomada ni tampoco embotellada; pues era simplemente un espacio donde la felicidad surgía “rascando” un poco en tu propio mundo interior.
El Dr. Pianinsky era el encargado de suministrar todo eso a través de: Yoga de la Risa, Terapia Musical Animada, Danzoterapia y Movimiento Alegre, entre otras cosas… Pero como yo no soy tan “rollera”, no voy a explicarlo, porque para poder entenderlo, necesitarías volver a ser niño y haber estado ahí.
De eso se trató todo esto, y como en estos días yo elijo lo que se va quedando atrapado entre Las Hojitas Sueltas y de Colorcitos; a la par de las imágenes, sólo dejaré fragmentos del diario de este famoso Doctor de la Risa y son de las cosas que atrapé en letras, para ti.
Dra. Coco, Dra. Rayuela y el Dr. Pianinsky.
“La nariz roja es una máscara”… Cuando alguien se coloca una nariz roja, lo primero que hace es ir a verse al espejo y sonreír”.
“La nariz roja es la máscara más pequeña del mundo y con una máscara cualquier persona se siente poderosa”…
Para los Doctores de la Risa, la nariz roja representa una máscara para volver a sentirse niño, porque alguien con la nariz de este color es un personaje que se siente ¡feliz! 


La persona que porta una nariz roja tiene la misión de ayudar a la gente a sentirse bien.

“Todos tenemos el alma de niño y seguimos siéndolo de alguna manera”.

Por medio de la música y la risa, el Dr. Pianinsky nos enseñó en esa tarde los beneficios de la risa… En su diario hablaba de sus visitas a los hospitales en los que no sólo los niños, sino también los adultos lograban olvidarse de que estaban enfermos o de si tenían algún dolor físico con el simple hecho de reírse y estar de buen humor.
En esa tarde, esa teoría fue puesta en práctica en ese mismo lugar… Martuchis se dio cuenta que a pesar de que Martha aceptó ir únicamente por cumplir con su trabajo, a los pocos minutos de estar ahí, se comenzó a reír de las cosas que decía el Dr. Pianinsky, quien contó que alguna vez viajó a un país lejano donde no existían las vocales y llegar a presentarse, siguiendo esas reglas sonaba muy chistoso… Pero lo era todavía más, el tratar de hablar en otro país que estaba un poquito más lejos del muy lejano, y donde las vocales si eran permitidas pero no las consonantes.
Cuando este famoso Doctor de Nariz Roja y sus colaboradoras explicaron que la Yoga de la Risa está basada en ejercicios de respiración profunda y fue inventada por el Dr. Kataria en la India, creo que esto fue mucho más entendible en la práctica, pues ya para mitad de la función de los Doctores de la Risa, ellos aplicaron una dinámica de baile que empezó con una gran ronda que sacó a todos los adultos de sus asientos, pero la verdad sepa hacia dónde se fueron, porque después de eso, en la pista yo sólo vi a muchos “niños grandes”, jugando y divirtiéndose como tal vez hacía años no…
  
…Creo que el Dr. Pianinsky también atrapa en su diario páginas de colores, pero si de todo lo que compartió me dieran a elegir, yo me quedaría con una página hermosa en la que hablaba de un señor de 92 años, que en una ocasión compartió juegos y baile como los de esa tarde, y una vez que la sesión terminó, se acercó al Doctor de la Risa y le dijo, que hacia muchos años años había dejado de moverse y divertirse como en esa ocasión y él propició que hasta dejara de lado su bastón.
El Doctor Pianinsky dice que se puede reír sin tener razón alguna, usando únicamente la imaginación… Es como si te prepararas una gran malteada de la risa… Y la mía creo que sería de chocolate…
La noche terminó, pero creo que sin necesidad de haberme mirado a los ojos después de tanto tiempo Martha entendió que yo llevo mucho tiempo ahí…
Ya era tarde cuando regresó a casa, pero el camino fue corto no por la distancia… Sino porque recordó el día en que descubrió que yo estaba ahí y que en todo este tiempo he sido yo también quien le ha sacado a flote cuando hay días sin magia.
Nada es casualidad… Dicen que las cosas siempre pasan por algo ¿no?… Y en esta semana del niño quizá la magia del día fue esa, volver a casa con una sonrisa en el alma… Y antes de dormir Martha agradeció por eso y abrazó a Martuchis después de tanto tiempo en su corazón…

Beneficios de la risa, según el Dr. Pianinsky.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s