¿Como Sanar Un Corazón Roto?

Cuando uno escucha decir a alguien que tiene el corazón roto, por lo regular piensa que se está refiriendo a una persona que está pasando por un rompimiento de pareja, pero esa definición aplica también para otro tipo de dolor emocional.
El corazón puede dolerte en el sentido literal de la palabra, porque si duele físicamente (yo pensé que yo alucinaba, pero hace poco descubrí que bajo cierto estado de ánimo en realidad es así); y puede deberse a muchas situaciones: La pérdida de un ser querido, de un trabajo, una bronca con una persona, ¡en fin! y aunque circunstancias dolorosas existen muchas en la vida, sanar tu alma de una pérdida, sea cual sea, no es nada fácil, porque hay veces que puede tomarte años hacerlo, o más triste aún, existen personas que se quedan con el corazón roto durante toda su vida.
En esta semana que recién acaba de pasar, me tocó escuchar por primera vez en en la radio un programa en el que una tantatóloga de nombre Gaby Pérez Salas habló sobre ¿Cómo Curar un Corazón Roto?, y me encantó la manera como dio su tema, porque tocó muchos puntos muy sensibles, pero sobre todo dijo cosas que a mi a veces me gustaría saber como decir.
Yo no pretendo enseñarle nada a nadie aquí, mucho menos ponerme a dar consejos, pero después de escuchar este programa me quedé pensando mucho en que uno de los objetivos cuando yo empecé a escribir en este blog, después de un tiempo fue ese, plasmar cosas que tal vez en un determinado momento pudieran servirle a alguien. No sé, hoy por ejemplo me gustaría imaginar que puede ser que un día, alguien que esté muy triste por cualquier circunstancia, se pueda encontrar con este post y todo lo que encuentre aquí además de ayudarle, pueda ser como un abrazo a la distancia o un parchecito para su alma, disfrazado de ternura de alguien que aunque quizá no sepa hacerlo de la mejor manera, por lo menos tuvo la intención de ayudar.
Hace algún tiempo atrás a mi me hubiera encantado encontrar algo como esto, y esa es la razón por la que cambiando habitualmente lo que publico los Lunes, hoy quiero dejar este podcast aquí. La verdad fue un programa muy lindo, y en lo personal yo valoro mucho este tipo de cosas porque no es habitual que en una estación de radio se preocupen por brindarte herramientas como estas que siempre ayudan un montón…
Insisto, yo no estoy aquí para enseñarle nada a nadie, y estoy consciente de que habrá para quienes este sea un escrito más, otros a quienes les pasará de largo y ya pero es como cuando alguien te deja un regalo en la mesa de tu casa con toda su emoción y la mejor intención del mundo… Ya de ti depende si lo abres, si lo tiras, o simplemente lo ignoras y lo dejas ahí.
Así que para quien se tome el tiempo de escucharlo, ojalá que le sea de utilidad, yo nada más trato de compartir en este último tiempo todo lo que a mi me sirve, y por eso quiero pensar que sin importar que sea hoy, en el transcurso de esta semana o cuando ya hayan pasado meses o quizá años desde que yo haya escrito este post, Dios quiera que lo encuentre alguien que en verdad lo necesite y pueda ser reconfortante y un alivio cuando más lo necesite para su corazón.
¡Buen inicio de Semana y gracias a Martha Debayle por seguir haciendo cosas como esta!
**********
“La mejor forma de honrar a quien se ha ido es seguir con su legado. Si se esforzó por hacernos felices, ¿por qué pagarle su muerte con nuestra infelicidad?”

“Las personas nos enseñan cosas desde su vida y su presencia y nos siguen enseñando desde su ausencia y desde su no estar con nosotros”.

“Cada situación, cada pérdida es como un traje a la medida y en cada circunstancia y familia es distinto”…

“Después de que ya te cayó el 20 de que si pasó, que ya se fue, entra la rabia, el enojo, el coraje, la furia desenfrenada contra Dios, contra la vida, contra él contra todo, contra quien se deje, y además contra tí mismo… y esto es peligrosísimo, porque la rabia vuelta hacia ti se llama depresión, y finalmente ese enojo es quedarte con los puños cerrados, clavándote las uñas a ti mismo”.

“¿Cómo trabajas el coraje que te da cuando son accidentes de la vida: que alguien se suicidó, alguien te dejó, por una imprudencia te mataron un hijo, ese coraje como lo puedes canalizar?: 

“Ese coraje hay que transmutarlo y yo te diría que paraSOLTARese enojo lo primero que tienes que entender es queNADIEte está pidiendo que creas que lo que pasó fue justo o lo mejor que pudo haber pasado, lo que te pasó seguramente fue injusto, no te lo merecías, pero pasó”. 

“El origen del sufrimiento -decía Buda- es que tu quieras que la realidad sea de una manera, y es de otra, y mientras yo me quede queriendo que sea así y es al revés me voy a quedar atorado, entonces tengo que entender que esto pasó y que si yo permanezco enojado es como tomarme un veneno yo, esperando que le haga daño a otro”.

” Si tu vas por la calle y te roban la bolsa un día, te la arrebatan y salen corriendo, pero si a partir de ese día tú cada vez que sales de casa sales abrazada de la bolsa, no la quieres soltar, es más, ya no quieres salir, dejas de usar bolsa:te estás volviendo tu propio agresor,te estás robando la bolsa todos los días”. 

“Si ese enojo te llevara a que la vida te devolviera a ese ser querido, o a esa relación o a esa mascota, o lo que sea que hayas perdido, tendría un sentido, pero eso no va pasar, no lo van a regresar ¿Entonces cuál es mi camino? Si me quedo enojado estoy truncando lo que esa persona hubiera querido para mi, lo que yo quiero para mi”. 

“No se vale que haya un cadáver y dos muertos. Si yo estoy viva, si yo honro la presencia de alguien que estuvo en mi vida, yo lloro su muerte es porque él o ella perdieron algo valioso que es la vida, yo no puedo tener la vida y desperdiciarla concientemente”.

” La propuesta de como curar un corazón roto es que aunque esté roto tu corazón, es que tienes que oír más ese latido que todavía está ahí. Está roto, pero está vivo, entonces tienes que oír más el latido de tu propio corazón, que la ausencia y el silencio de alguien que no está a tu lado”.

“Cuando tu empiezas a escuchar más tu presencia aunque al principio sea endeble y suavecita, que el silencio del que no está, entonces estás en la jugada otra vez… Estás viva, y mientras estés viva hay posibilidades”.

“Hay que saber reconocer un cadaver cuando lo ves, y a veces las relaciones de pareja son un cadáver”.

“La depresión que tienes en un proceso de duelo es reactiva, es decir reaccionas con depresión porque perdiste algo, no es una depresión química, no necesitas medicamentos. La noticia aquí es que tu tienes lo que se necesita para enfrentar esta depresión”. 

“Tienes un closet de herramientas emocionales de las que puedes echar mano para salir de todo eso”.

“Si te tardas mucho esa depresión si se puede volver una depresión química o crónica y entonces si necesitarás medicamentos”.

“Puedes huir de todo, menos de ti mismo… No hay que ir tan lejos, detente y mira para adentro”.

“Te pido FE, no entendida desde el punto de vista religioso, sino entendida desde el punto de que las cosas pasan como tienen que pasar,  no como yo quisiera que pasaran”.

“Si hay un orden perfecto, pero claro que me enoja porque no es el orden que yo quisiera”. 

“Cuando cualquier cosa te hace explotar no es por eso, es todo lo que traes atrás y que no le has dado salida”.

“Para descubrir tú closet de herramientas emocionales: piensa en ocasiones anteriores en tu vida, en tu biografía ahí está la respuesta: ¿qué otras cosas he logrado en mi vida para empoderarme ahora?: ¿Terminaste la primaria? ¿tienes una amiga que has sabido mantener hasta ahora? ¿has pasado por períodos laborales exitosos?,  ¿ayudas a los demás? ¿en qué autoconcepto te tienes?” 

“Tuve un caso muy impactante de una mujer que su hija de 19 años había muerto en un accidente automovilístico. A los 2 años a ella le diagnosticaron cáncer de colon. Cuando estuvimos platicando ella me dijo: “Gaby, si yo pude con la muerte de mi hija y estoy en pie ¿qué es esto del cáncer? Puedo con esto”.

“Tienes que confiar en tu espíritu y en tu alma que cualquiera que sea lo que te vaya a pasar, tú vas a poder con eso”.

“Aceptación no es igual que resignación”.

“Aceptar algo es dimensionar la magnitud de lo perdido y tratar a partir de esto de reconstruir lo más que yo pueda redireccionar, redirigir, revalorizar mi vida en todo lo que es. No significa que me guste lo que haya pasado, ni que lo entienda como lo mejor que pudo haber pasado, simplemente decir: Pasó, quiero extraer un significado de esto y quiero seguir adelante, quiero decirle “Sí” a la vida bajo cualquier circunstancia”. 

“Cuando tu naces es como si te dieran un collar de perlas perfecto, te dicen: toma, aquí está  a ver que haces con él. Cuando termine nuestra vida nos van a pedir cuentas ¿qué hiciste con él? ¿Qué pasó con las cuentas de ese collar? ¿dónde están? Tú me tienes que dar cuentas del que te di a ti, porque la vida es un regalo y se tiene que cuidar, y tienes que responsabilizarte de eso”.

” Yo bajo esa visión todos los días me pregunto:  ¿estoy cuidando bien de ese regalo que se me dio?”

“Hoy tengo 24 días por vivir… ¡Wow! ¿qué voy a hacer con ellas?. Tengo que hacer que cuenten”.

“Cada día es una página en blanco, ¿por qué copio la plana del día anterior si puedo escribir algo nuevo?”

“No puedes cambiar lo que te pasó, pero si puedes ponerte en un lugar distinto donde veas lo que te pasó desde otro punto de vista”.

Un comentario en “¿Como Sanar Un Corazón Roto?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s