“Un Día En La Vida”.

Una vez más llegamos al último post de la semana, y en este Viernes quiero escribir sobre una película que vi hace algunas semanas y que no había tenido tiempo de comentar en el blog.

Yo había escuchado buenos comentarios sobre esta cinta, pero no había visto ni siquiera el trailer, pero por lo poquito que sabía me dio curiosidad verla porque se trata de uno de los experimentos más impresionantes que se han hecho en el cine y cuyo resultado tuvo muy buena aceptación en el prestigiado Festival de Sundance.

La película se llama “Life in a Day” (“Un Día en La Vida” -como le pusieron en español); y pues de entrada es una idea muy original. Resulta que al famoso director Riddley Scott, quien es muy famoso por tener dentro de su filmografía películas como “Alien”, “Thelma y Louise”, “Gladiador”, “Hannibal” etc, etc… Se le ocurrió lanzar una convocatoria en la que exhortaba a la gente de cualquier parte del mundo a que grabara un día de su vida,  y luego mandara su video para que formara parte de este proyecto.

La respuesta fue impresionante por parte de la gente, pues millones de videos fueron recibidos y en base a los que se seleccionaron se armó esta película (me imagino la labor titánica que debió ser elegir y editar eso); y pues bueno, como estos posts de cine siempre son enfocados  bajo una perspectiva de una simple espectadora; yo no quería dejar de mencionar esta cinta en el blog, ya que me gustó mucho, porque se relaciona con cosas que yo he pensando y reflexionado durante mucho tiempo.

Todos los videos que forman parte de “Un Día en La Vida” se grabaron el 24 de Julio del 2010, y pues yo resumiría que esta película, que más bien es un documental, es un trabajo muy bien editado en el que aparecen muchos time lapses  de naturaleza, vemos muchas imágenes de como la gente despierta en la mañana en distintas partes del mundo, como comienzan su día, como es en sí la vida de muchas personas distintas en diversos puntos del planeta aunque hagan exactamente lo mismo (bañarse, comer, dormir) y eso me gustó porque te centra en la idea de que a pesar de que existan diversas culturas y costumbres, las necesidades básicas de un ser humano son las mismas y lo único que varía es quizá la condición social y la forma en como cada uno hace una misma cosa.

Ya enfocándome al plano más personal, como decía al principio del post, algo que me encantó fue que por ejemplo viendo como se manifiesta la vida en el mundo y las imágenes de la naturaleza (por ejemplo los time lapses), me hicieron recordar que yo desde niña siempre me preguntaba muchas veces: ¿cómo sería por ejemplo un amanecer para otra persona en otro lado del mundo?; y este documental en cierta forma vino a responderme esa pregunta mil años después.

Algo muy interesante es que durante el lapso que dura la cinta, y conforme se van presentando los videos que la gente envió, se desarrollan 3 preguntas que cada una de esas personas tenía que responder (y que incluso a uno mismo lo dejan reflexionando sobre su propia vida), estas preguntas son:

1. ¿Qué llevas en el bolsillo?

2. ¿Qué es lo que amas?

3. ¿A qué le temes?

Las respuestas, por supuesto van de lo más lógico, hasta lo más incoherente, pasando por lo extraño e inverosímil… Por ejemplo había un chavo palestino que decía que tenía miedo de estar en una tumba, porque la vida es jodidamente corta; otros tenían miedo de perder sus posesiones; y había también una chava que decía que ella creía en Dios, pero le daba miedo porque ¿qué pasaría si ÉL no es real? (que grueso eso ¿no?).

Así por el estilo; a la par de estas preguntas, y de mostrar la vida tal y como es; hay una parte donde Riddley Scott se enfoca también a mostrar lo decadente que puede ser la vida de los seres humanos, quienes a pesar de vivir en una era moderna y de cientos de avances tecnológicos, estando en masa todavía nos comportamos como seres primitivos, y somos autodestructivos.

Yo siempre he planteado en el blog la premisa de si un día tuvieras que mostrarle a un ser de otro planeta o a un niño muy pequeño como es la vida en la tierra, creo que esta película sería una buena herramienta para eso. En mi perspectiva muy personal creo que si el objetivo era mostrar como vivimos y somos los humanos, faltó también reflejar dentro del desarrollo del documental lo que es el proceso de la muerte, un aspecto muy humano también y que es inherente a la existencia.

Fuera de esa pequeña observación, me quedo con la parte donde aparece un coreano que ha viajado por el mundo en bicicleta durante 9 años y 36 días, y en ese proceso lo han atropellado varias veces, ha estado en el hospital en varios lugares del mundo, pero también ha podido conocer culturas y costumbres de otros lugares transportándose sobre dos ruedas (eso me encantó); y me llamó mucho la atención que en uno de los segmentos donde él apareció siendo entrevistado, compartió que su sueño era unificar Corea, pero que a pesar de que eso era algo que no estaba al alcance de su mano, él afirmaba con mucha convicción que nada es imposible en esta vida.

También hay una parte donde se menciona que entre 3:00 y 4:00 am es más delgada la línea entre este mundo y el más allá (eso yo ya lo había escuchado en una persona y estoy de acuerdo porque yo también estoy convencida que durante la madrugada el límite entre lo real y lo imaginario es mucho más estrecho y sutil).

En concreto podría escribir un montón de cosas sobre “Un Día En La Vida”, pero creo que ustedes tienen que verla por si mismos. Para mi fue una película que me tuvo pensando durante muchos días no sólo en las respuestas a esas 3 preguntas tan simples, sino también me hizo reflexionar en el hecho de que si yo estuviera involucrada en un proyecto como ese ¿qué sería lo que le contaría al mundo acerca de mi?… No creo tener una vida interesante, pero al igual que siempre lo propongo con el ejemplo del extraterrestre, trataría de mostrar las cosas que valen la pena de este pequeño espacio en el que yo vivo.

Para concluir el post me quedo con la reflexión que hace una chica ahí, y que en su video, cuando ya va a finalizar el día 24 de Julio, ella dice que decidió participar en ese proyecto porque ella piensa que todos los días esperamos a que suceda algo grandioso en nuestras vidas y que haga que nuestra existencia cobre sentido, y cada persona pueda ser parte de eso, pero la vida no siempre te da esa oportunidad…

Me gustó mucho eso, porque creo que cada uno de nosotros vamos armando nuestra existencia con las circunstancias que se nos van dando y de la mejor manera que podemos, porque la vida nunca va a ser justa, pero no por eso deja de ser hermosa también…

Creo que es mucho lo que aporta “Un Día en La Vida” y no se si a ustedes les pase, pero al terminar de verla a mi me quedaron muchas preguntas, pero también una sensación curiosa y muy padre adentro del alma, así como unas inmensas ganas de aprovechar al máximo cada instante que se presente… Yo en lo personal tomo esta película como un recodatorio de que tengo una larga lista de sueños por cumplir… Espero en el 2012 enfocarme por lo menos a uno de ellos que se relaciona con esta última imagen… Pero, bueno si Dios quiere, ya escribiré sobre eso en su momento.

Por lo pronto, les dejo el trailer oficial de esta peli y un video con unos Time Lapses (para que se den una mejor idea de como es esto), musicalizado con un tema hermoso titulado “Una Mattina” de Ludovico Eninaudi, de quien ya hablé ampliamente hace 1 año en “Los Lunes de Compositores”.

Vean la movie cuando tengan oportunidad y ¡Buen Fin de Semana!, gracias por acompañarme una vez más.

Anuncios
Publicado en: Cine

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s