Ahorrar Posibilidades…

Sábado por la mañana, de regreso a casa después de haber ido a clase. Media cuadra antes de llegar al semáforo que une a las dos avenidas grandes, sin esperarlo se encontró con él.
A pesar de que era muy pequeño, ella reconocíó su valor entre varios objetos hechos a mano: pulseras, cestos y muchas otras cosas más.
Él también surgió de las manos de un artesano, era un pedazo de barro que cambió de forma, pero no su esencia, y aunque fue amor a primera vista, ella se siguió de largo, se alejó de la mesa vestida con un mantel en plena calle, donde inmóvil y paciente él esperaba a que alguien le regalara la posibilidad de ser algo más que un objeto.
Entonces supo que ese era el día, pues delante de él tenía a una mujer para quien tal vez los aparadores de las tiendas podían pasarle de noche, pero los objetos artesanales que se exhiben en las calles no.
-“Lléveselo señito, ándele, anímese, es el último que me queda y ya lo quiero vender, porque esos me cuestan mucho trabajo y casi nadie los compra”.
Eso dijo el vendedor callejero, mientras ella tenía el cerdito de barro entre las manos y lo observaba con detenimiento, ya casi convencida de realizar la compra.
-“Se lo dejo en 30 baros… Si no los completa, deme lo que traiga”…
Ella se los dio, no porque la hubiera convencido… En realidad era mínima la cantidad que daba valor a algo creado con las manos. Entonces volvió con él resguardado en uno de sus bolsillos de los costados de sus jeans; y mientras caminaba con destino a casa pensó:
Dentro de una alcancía se guarda el valor de un sueño; porque el dinero puede transformarse en:
-Una caja de espejos que sirva para atrapar recuerdos en imágenes.
-El camino de regreso hacia un país lejano donde se pueda depositar un abrazo que sin palabras diga: “Estoy aquí”…
-La emoción de un viaje en globo.
-Un auto compacto para recorrer la ciudad en busca de nuevas historias.
-El boleto de acceso para conocer otros lugares donde nunca se ha estado.
-Páginas enteras con cartas e historias que alguien más en otro tiempo escribió.
Ese es el real valor y significado que tiene el metal y el papel moneda, cuando se convierte en posibilidades que se pueden ahorrar… En esa figurita de barro no cabía ni una sola moneda grande, ni tampoco pequeña; pero a pesar de eso su capacidad era enorme, inconmesurable como la vida de muchas personas, que en su corazón guardan un sólo sueño, una sola esperanza para alcanzar lo que parece tan lejano e imposible… Buscan que la vida les permita adentro de algo tan pequeño, ahorrar una sola posibilidad… 
“Dentro de una alcancía se guarda el valor de un sueño”…
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s