“Recadito” de Dios:

Hace dos días se me ocurrió jugar a “espolvorear” escarcha blanca sobre tu casa… Y te regalé un fin de semana con bastante frío, para que entonces te dieras cuenta de que justo ahí, en la calidez de tu alma (donde pocas veces te asomas), estoy yo.

P.D: Espero que te haya gustado como decoré las calles, la montaña y también los techos de las casas… 

Atte.

Dios.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s