Soraya Siempre.

Hoy se cumple otro año más sin Soraya, y creo que está de más decir que desde que se fue nada ha sido lo mismo. Los que la admiramos, seguimos con nuestra vida, pero a pesar de la ausencia, ella sigue estando muy presente y también continúa siendo parte importante de la vida de cada uno de nosotros.
Dicen que una persona de verdad muere cuando se le deja de recordar, pero para quienes Soraya supo convertirse en algo más que una cantante a la que se admira, recordarla va más allá de una fecha en que se cumple un aniversario luctuoso; porque en las casas de muchas personas en todo el continente y hasta en Europa, los discos de una chica tan especial como lo fue ella, no han dejado de sonar nunca, y a pesar de que los hayamos escuchado una y mil veces, nunca se empolvarán, porque los seguiremos disfrutando del mismo modo que cuando fuimos a la tienda de discos, y volvimos a casa con la emoción que produce en el corazón, escuchar algo por primera vez.
Estando aquí ella nos dio tanto: Su música, su ejemplo, la belleza de sus frases, así como la autenticidad en todo lo que era y lo que hacía.
A cuatro años de distancia, nos sigue enseñando tantas cosas y aún sin estar, ha propiciado momentos especiales, ha unido la vida de personas (que de otra forma no se hubieran conocido), y sobre todo, ha propiciado que muchísima gente, a través de su legado (no sólo musical), haya aprendido a valorar lo que tiene y se haya sumado a la misión y valores en los que Soraya creyó hasta el último de sus días.
Habemos fans de todo tipo, algunos que se han entregado verdaderamente a seguir su ejemplo y se han convertido en verdaderos promotores de su legado y misión, pero creo que curiosamente la labor de esas personas es la que más desapercibida pasa, porque no hacen alarde de ello, quizá porque han entendido, que ser fan de Soraya es mucho más que llevar una pulsera de color rosa en la muñeca y asistir cada año al “Race For The Cure”.
Para los que somos fans simples y un poco más egoístas (por aquello de que no hacemos nada en específico por ayudar a otras personas), lo único que nos queda es dirigir los reflectores hacia la gente que de verdad está haciendo algo y en un muy humilde homenaje a una persona que fue increíble y hermosa en todos los sentidos, no dejar que su voz se deje de escuchar.
Hace un par de meses, buscando entre mis cosas un objeto que necesitaba, di con un audiocassete donde tenía grabado el audio de aquel famoso desayuno en el que ella estuvo presente y que fue organizado por la Fundación Susan G. Komen
Si les soy honesta, para mi fue una entrevista bien “X”, ese día la verdad yo no me imaginé que iba a tener la suerte de poder hablar con ella, yo iba únicamente con la idea de cubrir ese evento y sé que otra persona en mi lugar habría logrado un trabajo mejor y más interesante que el mío; -pero como decía líneas más arriba-, la voz de Soraya siempre debe escucharse, y por eso consideré que justo hoy, cuando se cumplen 4 años desde su partida; lo que le da valor a este audio es que a través de sus propias palabras, su legado y su manera de pensar continúa más vigente que nunca y no sólo a través de su música.
Gracias Soraya, por darnos tanto, por seguir siendo parte importante de cada uno de nosotros, por seguirnos regalando (como dice en tu canción más representativa y universal), esa capacidad para: “Conservar el asombro hasta el final”….
1,460 días sin verte, pero Soraya siempre estarás aquí….

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s