De Encuentros y “Paros” Desde “El Más Allá”…

De Izq a Der: Irene, Sandro, Jeniffer, Rubí, Marisol, Diana, Carlos, Martha, Edgar, Frank y Ricardo (Q.E.P.D)

3:06 am

Es de madrugada, pero me levanté y prendí la computadora porque soñé a Ricardo Luján.

Ricardo Luján era un chavo que trabajó con nosotros en la revista hace ya varios años y que falleció en un accidente automovilístico.

En la época cuando él era parte del equipo de FB!, lo que hacía era pasarnos fotos de los lugares en El Paso, Tx. Y también como él era muy aficionado a las peleas de box, en particular las de Oscar de la Hoya (“de la Joya” –como le decía él), era de cajón que siempre fuera hasta Las Vegas a ver la pelea, para luego traernos fotos que nosotros publicábamos en la revista.

Ricardo nunca fue mi amigo, mi trato con él era únicamente por cuestiones de trabajo. Yo le ayudaba cuando había que mandar algún fax o redactar alguna carta para solicitar acreditaciones para algún evento. También cuando llevaba su material, como coordinadora editorial de la revista mi responsabilidad era revisar que todas las fotografías (en ese entonces todavía impresas) trajeran su pie de foto y pasarlas a diseño para escanearlas. Era un rollo porque como él no trabajaba de tiempo completo en la agencia, a veces iba una sola vez por semana y yo tenía que andarlo correteando para que me pasara los nombres de la gente que aparecía en sus fotos.

A pesar de eso, Ricardo era un tipo muy simpático, era muy ocurrente y me hacía reír mucho con las cosas que platicaba con Rubí (otra amiga diseñadora que por esa época también trabajaba en la agencia de publicidad).

En pocas palabras, Ricardo era un chavo medio “fresón”, en el sentido de que le gustaba vivir bien, salir, andar en los eventos, vestía muy bien, le gustaba mucho bailar “salsa” (y vaya que bailaba muy bien), físicamente era un chavo que podía decirse que estaba guapo, tenía un gran sentido del humor, yo nunca lo vi preocupado o estresado por algo y aunque estaba soltero y nunca le conocí una novia formal, le gustaban mucho las chavas muy bonitas y de buen cuerpo, pero a pesar de que parecía ser tan “superficial”, yo le admiraba que era alguien que siempre conseguía lo que quería (aunque sus métodos no fueran siempre los más adecuados) y por cosas que indirectamente conocí de él, supe que era un chavo que en el fondo deseaba algún día casarse y formar una familia e incluso le gustaba leer: (por esos años él estaba dando clases de inglés en el Tec de Monterrey, y como yo tomaba clases también ahí, los días que llegaba temprano a la oficina a dejar su material, él me daba aventón a la escuela y ahí en su carro vi el libro del “Alquimista” de Paulo Coehlo).

En la época cuando él murió, ya tenía mucho tiempo que ya no trabajaba para FB!. Unos años antes, tuvo serios problemas con los directivos de la revista (que a mi no me compete mencionar aquí, sobre todo porque es una persona que ya falleció), y a pesar de que ya casi no lo veía –a veces sólo en la escuela- mi trato con él no cambió en nada, siempre me saludaba, platicábamos un poco y me hacía reír con alguna ocurrencia.

La última vez que lo vi con vida (se me quedó muy grabada), fue en El Festival del Vino en Nuevo México, en esa ocasión en cuanto me vio fue y me saludó y hasta me palmeo la espalda porque le dio mucho gusto verme. Me acuerdo que el comentario que me hizo en aquella ocasión fue algo referente a que “era un milagro” que yo saliera (porque según él yo nunca salía a ningún lado –cosa en la que no estaba muy equivocado que digamos-) y era más aún sorprendente que anduviera en un evento fuera de Ciudad Juárez.

Luego me felicitó (porque en ese entonces yo tenía novio ¡snif!), hizo un comentario medio en broma sobre la revista y nos despedimos. Pocas semanas después del evento, él falleció en el accidente, cuando regresando por carretera de una pelea de box (porque para ese entonces ya había conseguido una chamba como promotor o representante de la empresa que organiza los grandes encuentros de box), Ricardo venía manejando en su carro con un grupo de amigos, pero debido al mal tiempo había mucha nieblina en la carretera y creo que su auto se impactó con otro, muriéndo él instantáneamente.

De eso hará ya como 4 o casi 5 años, por eso me sorprendió soñarlo esta madrugada, fue un sueño muy curioso en el que primero yo estaba en un teatro presenciando una obra. Iba acompañada (la verdad no me fijé por quién), pero la obra era una especie de monólogo con una actriz local muy joven y la obra estaba padre, pero al mismo tiempo medio rara y complicada porque su personaje era entre una especie de Nicole Kidman (en la película de “Las Horas”), combinado con “La Casa de Bernarda Alba”.

El caso es que cuando la obra terminaba, varias personas se quedaban ahí en el teatro, y pasada una media hora (ya más vacío y con menos gente) –como muchas veces pasa en esos eventos-, la actriz salía a departir con la prensa y el público, entonces cuando ya casi no había nadie, ella se sentaba a platicar con unas personas en la fila trasera donde yo estaba y así casualmente me integraba yo también a la charla y aprovechaba para preguntarle algunas cosas sobre su personaje y sobre la obra, la chava me escuchaba con mucha atención (como si le pareciera interesante lo que yo le estaba preguntando y a su vez me respondía muy bien).

Pasado un rato, y cuando yo veía que ya se estaba haciendo tarde, me encaminaba a la salida del teatro con rumbo a la salida para buscar mi carro e irme ya a mi casa y para poder hacerlo rápido optaba por un pasillo que en el teatro era usado como acceso para meter y sacar escenografía y equipo.

En el momento cuando yo pasaba por ahí para ya irme a mi casa, en ese pasadizo había todavía personas de tramoya, algunas de prensa y ahí me encontraba también a Ricardo.

Ahí estaba y llevaba una camisa amarilla y un pantalón negro de vestir (se veía impecable como siempre) y lo más curioso aquí es que al verlo yo caía en la cuenta de que ÉL ESTÁ MUERTO, pero aún así me daba mucho gusto verlo y a él también, en cuanto me veía iba directamente a saludarme (exactamente igual que lo hizo la última vez que nos vimos en este plano terrenal).

Esto es lo que se me hace chistoso del sueño. Después de saludarnos y después de que él me preguntaba ¿Cómo Estás?, yo le preguntaba a él lo mismo, y entonces él me respondía con una sonrisa y su risilla chistosa: “Muy Bien”, pero como evidenciando que su respuesta de 2 palabras se traducía a que era obvio que desde el lugar donde ha estado todo este tiempo, ha estado muy bien.

Después de bromear un poco acerca de eso, y platicando de lo que yo había hecho en todo este tiempo (obvio que él no me podía comentar lo que había hecho él, pues era algo que se sobre entendía tenía yo prohibido preguntar). Yo me atrevía a decirle: -“¿Oye tu crees que desde dónde estás puedas intervenir para echarme una mano en este asunto?- (una situación a nivel emocional muy concreta que tengo arrastrando desde hace bastante tiempo), y entonces él hacía una cara chistosa como si se hubiera quedado sorprendido, y con una sonrisa (que no supe descifrar si su respuesta era en broma o medio en serio) me decía: -“No, no se puede…La verdad no creo que haya mucho que pueda yo hacer”.-

Entonces yo le decía: “Ándale, ayúdame y yo te mando decir una misa y te prendo una veladora, pero bueno, ok, si no puedes hacerme “el paro”, no te preocupes, no hay problema”.-

A Ricardo le daba muchísima risa esto último, pero como desde ese pasillo se veía la salida y gran parte del estacionamiento, en ese instante yo veía que la actriz iba saliendo rumbo a su carro y entonces le decía a Ricardo que me tenía que ir (yo creo que quería alcanzarla para preguntarle algo relacionado con una idea que traigo relacionada con el Teatro y que solamente he comentado con una persona).

Pero bueno, el caso es que Ricardo también se despedía y se iba otra vez hacia el interior del teatro con otras personas que no alcancé a ver muy bien, y cuando yo me di la media vuelta e iba ya muy cerca de la puerta de salida, él se regresó corriendo para alcanzarme y para decirme riéndose: “¡No te creas!, déjame intentar y ver que puedo hacer”…

Hasta ahí llegó el sueño, porque en ese instante me desperté. Voltee a ver el reloj en la pared y pasaban ya de las 2 de la madrugada, y me tuve que levantar porque sentía que tenía que escribir lo que había soñado.

Ahorita que son ya casi las 4:30 de la madrugada, tengo una sensación muy extraña en el sentido de que a pesar de que yo sé que fue un sueño, el encuentro y la conversación con Ricardo (sobre todo lo referente a lo último que hablamos) si fue real y creo que en este momento hay entre él y yo una promesa.

Por cosas que he leído y que me acuerdo que mi abuelita también decía, cuando sueñas a alguien que ya falleció, dicen que debes orar por él o mandarle decir una misa. Lo voy a hacer, pero no sé porque tengo la extraña sensación de que a Ricardo no le hace mucha falta que digamos (a lo mejor me equivoco), pero lo vi bastante bien y muy contento.

No sé si con todas las personas en vida fue igual, pero a pesar de que no éramos muy amigos, yo siempre tuve la certeza de saber que si alguna vez alguien necesitaba un favor y él podía echarle la mano, no dudaba en hacerlo.

La verdad no sé si eso cambie ahora que ya él se encuentra en otro plano, (puesto que siempre he creído que si es posible “visitar” o tener contacto con las personas ya fallecidas a través de los sueños), e independientemente de si puede o no interceder por mi con “El Alto Mando” en “El Más Allá”, me dio gusto volver a verlo otra vez.

Anuncios

8 comentarios en “De Encuentros y “Paros” Desde “El Más Allá”…

  1. Mr. Magoo dijo:

    Tu suenio es increible, tu historia esta maravillosamente narrada como siempre. Me sorprende mucho esto, mira, yo siempre he dicho que soy exceptico, y como sabras, me acuerdo muy poco de mis suenios (sera por el monton de pastillas que me tengo que tomar) pero bueno, la cosa es que me es dificil. Yo creci tambien en una educacion medio conservadora, catolica, vela perpetua, y aun asi me rebele, pero con todo y eso, no entiendo los misterios del mas alla, de la vida despues de la vida, y con todo y eso, la muerte no me mortifica, no me preocupa mucho, porque si creo que hay algo que te hace seguir, una cierta energia, y que la sientes.Si tienes lectura relacionada con estos temas, recomiendame algo, porque con mi bronca de no recordar mis suenios, quiero descubrir todo eso, por mi cuenta, dejar del lado el esceptisismo, etc.Creo que tu amigo y companiero Ricardo, esta bien y estaria orgulloso de ti, solo que no lo expresaba, pero tal vez esto fue una manera de decirte que vera que puede hacer, pero el cree que vas bien, como que estas dando los pasos correctos? tal vez no crees? No se, se me ocurre, no me hagas mucho caso.Saludos Martha, aqui seguimos…

  2. Elisa dijo:

    Me gustó leer tu experiencia con este sueño porque me ha pasado muy parecido a mi y como que siento que no estoy sola en eso, no sé… como que me siento “entendida”.A mi también me sucedió que mi primo se regresó a decirme un par de frases que todavía cuando pienso en ellas me impresiona que las dijera :SY es muy cierto, soñar contentos y como si fuera real a los que están en el más allá deja una sensación extraña pero agradable.Yo siempre me he preguntado el porque los ve uno impecables y si tendrá algún significado eso y la situación en la que se encuentren, creo que eso lo sabremos hasta que estemos de aquél lado verdad?.Me voy con una grata sensación al leerte, abrazos!

  3. Bery dijo:

    Qué caso tan increíble y qué bonito que a pesar que una persona ya falleció, puede seguir vivo en nuestros sueños y recuerdos y a pesar de que ustedes no fueran muy cercanos, lo recuerdes de ese modo.Tal vez el sueño tiene algo que ver con algo que te está sucediendo en la realidad y esa fue la manera de canalizarlo.Saludos y buen medio inicio de semana!

  4. **"""AlEjAnDrA"""*** dijo:

    Wow!!! La verdad es que a mi todo lo relacionado a la muerte me da miedo, (tendré que madurar en ese sentido -si Dios me lo permite-) Y a la persona que he querido soñar tiene años que no la tengo cerca de mi ni en sueños. En fin, me encanto tu relato.Cuidate mucho y si algún día vienes al defectuoso me encantaría conocerte.Saluditos!!!

  5. **"""AlEjAnDrA"""*** dijo:

    Wow!!! La verdad es que a mi todo lo relacionado a la muerte me da miedo, (tendré que madurar en ese sentido -si Dios me lo permite-) Y a la persona que he querido soñar tiene años que no la tengo cerca de mi ni en sueños. En fin, me encanto tu relato.Cuidate mucho y si algún día vienes al defectuoso me encantaría conocerte.Saluditos!!!

  6. Victoria dijo:

    yo igual que Alejandra… QUE MIEDO, pero a la vez que chido que lo hayas soñado. No se que planes tengas en teatro pero estoy segura Martha de que algun dia vere algo tuyo en escena…Lo mejor de tu experiencia es que te inspiro a escribir, y siempre es una delicia leerte…Echale una misa a Ricardo andale! sino al rato tu abuelita te va a jalar las orejas…Victoria

  7. Sherezada dijo:

    Hola! Yo tenia entendido que los muertos en los sueños no hablaban y de hecho he soñado así, solo verlos, sin hablar. Pero bueno, ya sabes lo que pienso de los sueños, algo existe ahí que nos dice muchas cosas inexplicables que suceden luego, seguramente tienes un ayudadita fuera de este plano existencial. 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s