Terminé de leer el libro “El Secreto” y la verdad yo pensaba que me llevaría mucho más tiempo. No es un libro tan largo y es prácticamente lo mismo de la película, hasta parecería que estás leyendo el guión.

Creo que estuvo bien que hubiera visto primero la película (comenté acerca de eso hace algunos posts atrás), y bueno, pienso que para los que quisieran tener por escrito algunos de los preceptos y ejercicios que se mencionan en el video, comprar el libro puede ser una buena opción.

En resúmen “El Secreto” trata sobre la ley de la atracción, como aprender a obtener en todos los aspectos de tu vida, todo lo que deseas; mientras que el título del  libro obedece a que esta ley de la física cuántica era conocida desde hace mucho tiempo por personajes importantes como Albert Einstein, Isaac Newton, Winston Churchill, Abraham Lincoln, etc… Todos esos grandes líderes que lograron cosas asombrosas en sus vidas, gracias a que tenían conocimiento del manejo de la ley de la atracción, pero no lo compartían con los demás, por eso lo de “El Secreto”.

El libro dice que cuando deseas en verdad algo, simplemente debes enfocarte a desearlo, imaginarlo… De hecho menciona algunos ejercicios muy interesantes, en los que por ejemplo recomienda escribir una carta en la que expreses lo que deseas en tiempo presente, tal y como si ya lo tuvieras, ¿cómo te sentirías teniendo esa casa que deseas, ese trabajo, esa relación, etc? y luego dar gracias al universo por haberlo recibido.

El otro ejercicio (que a mi en lo personal me pareció interesante) consiste en dedicar un tiempo a “visualizar”´… Por ejemplo, puedes mirar el anverso de tus manos, concentrarte en la textura de tu piel, las uñas, incluso los detalles mas banales, si llevas anillos o pulseras, luego cerrar los ojos y recrear a detalle todo eso que observaste y por ejemplo imaginar que tus manos están sobre el volante de ese auto que deseas o según cual sea tu deseo (que aplica no sólo para cosas materiales).

Para muchas personas podría parecer irreal y un poco fantasioso todo esto, pero creo que los principios de los que habla este libro no son en lo absoluto descabellados, puesto que yo si creo que cuando deseas de todo corazón algo, o tienes una idea que surge de pronto y te inquieta, a la larga eso trae alguna consecuencia.

La mente es muy poderosa, y llama la atención que por ejemplo, este libro habla de que la gente que ha logrado algo en la vida, siempre afirma que antes de obtener el triunfo o alcanzar algo no tenía ni la menor idea de como llegaría a lograrlo, lo único que si sabía es que lo haría y eso me recordó a Soraya, quien un día dijo exactamente eso: que cuando ella tenía 5 años, ya sabía que se dedicaría a la música, no sabía cómo lo iba a hacer, pero la convicción de hacerlo siempre estuvo ahí.

En el libro se incluyen muchos testimonios de personas que cuentan anécdotas de como han aplicado a su vida “El Secreto”, la que más me gustó fue la que hace referencia a “La Piedra del Agradecimiento”, en la que un hombre cuya situación era difícil en varios aspectos de su vida, un día decidió meterse una piedra común y corriente en el pantalón, para que cada vez que metiera sus manos en los bolsillos, al tocarla lo hiciera pensar en algo por lo cual debía sentirse agradecido.

Esa pequeña actitud cambió su forma de ver la vida, y un día cuando le comentó a un amigo de África sobre esto. Dos semanas después recibió un e-mail de esa persona que le contaba que su hijo se encontraba gravemente enfermo y que necesitaba que le enviara 3 piedras del agradecimiento.

El hombre fue con su hijo a buscar las dichosas piedras en un arroyo (pues quería que fueran piedras especiales), eligió las que le parecieron más adecuadas y se las envió. Cuatro meses más tarde, el amigo africano le volvió a escribir comentándole no sólo que su hijo había recuperado la salud, sino que además había logrado vender más de mil piedras del agradecimiento a $10.00 dólares cada una y todo ese dinero que se recaudó lo destinó a obras de caridad.

Como mencioné ya, la anécdota puede sonar a algo fuera de la realidad, pero creo que la reflexión que refleja es muy válida y esta relacionada con el hecho de que muchas veces no son los objetos en si los que te dan suerte (como los amuletos, las imágenes de los santos, etc), sino la fe que cada persona pone en ellos y sobre todo influye mucho también la intención de la persona que te lo regaló.

No quiero extenderme más, a manera de conclusión sólo puedo decir que yo si creo en que cada persona tiene un mundo infinito de posibilidades y que efectivamente somos y propiciamos que suceda lo que pensamos… A fin de cuentas los pensamientos también son energía y la energía (dependiendo cual sea su carga o polaridad) atrae lo similar.

¿Así que por qué no empezar a trabajar desde ya en esa lista de deseos?

La mía es larguísima, pero entre las cosas más importantes están incluidas:  un “Vocho” color naranja (que hace como un mes lo soñé y a partir de ese sueño estoy completamente segura que algún día lo tendré) , mi viaje de mochilazo a Italia y obviamente la guitarra roja de Soraya….

Como dato curioso puedo decir que hace unas cuantas semanas yo estuve pensando mucho en que necesito urgentemente unas vacaciones, y en estos días surgió la posibilidad de realizar un viaje a mitad del próximo año, al que obviamente no voy a perder la oportunidad de ir.

Por otro lado, entre mis sueños más “cotidianos” están los muebles para mi casa nueva en la que en un futuro no muy lejano será el hogar cálido y seguro donde un día viviré con mi propia familia…

Para todos ustedes -que siempre me leen- que aprendan a aplicar “El Secreto” y el destino les regale prosperidad en todos y cada uno de los aspectos de su vida.

Que así sea.

About these ads