Viernes Light con Julieta Venegas.

¿Les ha pasado alguna vez que la música los rescata?
Bueno, pues en este viernes eso fue lo que sucedió conmigo. Hay días, que sin importar que sea el último de la semana, resultan pesados, (laboralmente hablando).
Aunque por lo regular soy una persona bastante tolerante y paciente, el traslado del trabajo hacia mi casa el día de hoy me resultó muy tedioso, quizá porque la música del transporte público me fastidió a tal grado que estaba a punto de bajarme e irme en el Vivebus, que me deja mucho más lejos de mi casa.
Hace un rato llegué apenas y pensando en que los viernes siempre publico algo light, elegí una canción de Julieta Venegas que me fascina, porque me identifico con la letra y fue el tema que me rescató cuando llegué apenas hace un rato y después de un baño y una rica cena, fue el primero que me salió en Spotify... ¡Adoro esa aplicación en serio!
Bueno, el caso es que escuchando a esta gran cantante originaria de Tijuana, me acordé de la primera vez que me tocó verla en un escenario cantando en vivo… Era por ahí de los 90’s, yo estaba todavía en la universidad (Ya llovió… Ya sé) y fue el primer concierto que me tocó cubrir cuando empezaba a hacer mis “pininos” como reportera para la revista Fíjate Bien!.
En esa época ella apenas se estaba dando a conocer y ya empezaba a adquirir fama con el tema de la película “Amores Perros”, y también porque en esos primeros años de su carrera era la famosa chica del acordeón. En ese concierto que era parte de una gira que llevó por nombre “De Diva Voz”, ella alternó con Eli Guerra y con “Aurora y La Academia”, un grupo de 4 chicas, que era muy, muy bueno y que desafortunadamente se desintegró.

Luego recuerdo que me tocó verla tocar también con la guitarra en un concierto “desenchufado” en la cabina de radio de Orbita (una estación que creo que ya ni existe)... No sé la verdad, pero lo que más me acuerdo es que ella estaba sentada cantando en un sillón color vino que estaba roto, y si ya pensaba que era talentosa en ese entonces, me pareció todavía más, acompañando su voz de manera tan simple con el sonido de las cuerdas.

Que curioso ¿no?, han pasado un montón de cosas desde entonces y ella sigue en la escena musical porque aunque me da risa recordar también que la mamá de una ex compañera de trabajo decía que Julieta echaba a perder todas las canciones (puesto que ha grabado muchísimos covers); creo que la realidad es que ella tiene un estilo muy peculiar para interpretar y el tema de sus covers es bastante interesante… De hecho hay otra cosa referente a ella que quiero compartir aquí más adelante, pero volviendo a lo que comentaba, a pesar de que hay gente a la que puede no gustarle como cantante, a mi en lo personal me fascina su estilo y considero que es una de las mejores intérpretes y compositoras que existen en México en esta época.
Bueno, habiendo ya jugado con mis memorias en pasado y en presente, sin más preámbulos los dejo con este tema que se llama “Debajo de Mi Lengua” y que viene incluido en su disco “Otra Cosa”, pero que en este viernes light, la he descubierto en una maravillosa versión en acústico…
¡Que la disfruten!
“Todo lo que quiero se me escapa de las manos, y eso es lo que no quiero admitir”…

10 Cosas más íntimas que el sexo….

Aunque pudiera parecer lo contrario, existen cosas que implican mucho más intimidad con tu pareja que una noche de pasión. La intimidad no es solo algo que sucede, sino algo que se trabaja y gana con el tiempo, el amor verdadero es algo mucho más que un encuentro, es algo que pocos conocemos pero que definitivamente nos hace falta a todos.
Si bien es cierto, la sexualidad juega un papel fundamental en una relación, existen otros aspectos que son igualmente importantes e incluso, son los verdaderamente responsables del éxito de la misma, por ello, aquí te presentamos una lista de las 10 cosas que son más íntimas que cualquier encuentro físico con tu pareja:
1. Que te acompañen durante una enfermedad:
Amar a una persona va más allá de lo feliz que te sientes al verla, es más de lo mucho que te encanta su sentido del humor, amar verdaderamente a una persona es aceptarla no sólo en sus buenos sino en sus peores momentos y eso incluye la enfermedad. Desde una simple gripe hasta la peor de las enfermedades, no hay nada más intimo que permitir que tu pareja te observe sin una gota de maquillaje, despeinado o incluso sin bañarte, sencillamente estos momentos son los que confirman lo dispuestos y lejos que están en llegar el uno por el otro.
2. Un viaje:
Una de las mejores maneras de conocer más a tu pareja es durante un largo viaje. Mantenerse siempre en un entorno familiar podría hacer que cualquiera de los dos mantenga las apariencias, sin embargo, cuando salen de ese estado de confort y ambos se encuentran expuestos a algo totalmente diferente es cuando realmente se logra una verdadera intimidación con la otra persona, ya que solo en dicho momento compartirán absolutamente todo, desde una simple toalla hasta diversas sensaciones y sentimientos como el aburrimiento, hambre, olores, cansancio, etc.
3. Familias políticas:
¡Uyyy tema escabroso! y que suele ser un factor determinante en el éxito o fracaso de una pareja… Al iniciar una relación no sólo estás aceptando un vínculo sentimental con la otra persona, sino con toda su familia. Escuchar, compartir y tratar de solucionar los problemas de esas personas que un principio sólo eran unos desconocidos y ahora son parte también de ti, es verdaderamente especial.
4. Emociones:
Llanto, enojo, alegría, carcajadas, tristezas, secretos… Sencillamente DESNUDAR EL ALMA, es algo que rebasa por mucho a la desnudez física.
Dejarnos o que nos permitan conocer su lado más vulnerable, es algo mucho más difícil que permitir a alguien tocar nuestro cuerpo.
5. Dormir juntos:
Compartir la cama con alguien sin pretender que pase absolutamente nada, definitivamente no es una tarea fácil y es precisamente esto lo que lo convierte en una de las cosas mucho más intimas, ya que en este momento nos estamos mostrando frente a otra persona de la manera más indefensa en que jamás nos podrán conocer, depositando nuestra confianza entera en esa persona que consideramos especial y queremos -o por lo menos pretendemos- que forme parte de nuestra vida.
Llegar a este punto significa sencillamente que tus sentimientos han sobrepasado tus deseos y por lo tanto, recibir un abrazo de ese maravilloso ser mientras duermen sólo por hecho de hacerte y sentirse feliz, es algo que no tiene precio.
6. Pedir perdón:
Sí, tal y como lo oyes. Tener la humildad y Aprender a pedir perdón y perdonar a la persona que amamos, es una de las cosas más sinceras, profundas y únicas.
7. Una carta:
Una carta no sólo son palabras escritas en una hoja de papel, una carta de amor a nuestra pareja significa dejar un pedazo de nuestra alma en un trozo de papel, es llevar nuestra desnudez al máximo nivel y permitir que esa otra persona nos guarde no sólo en su corazón sino también en su bolsillo como parte de sus más preciados tesoros.
8. Nuestro cuerpo desnudo:
Permitir que nuestra pareja realmente nos observe tal y como somos, sin prejuicios, morbo y olvidando nuestro defectos, es una experiencia única que sólo aquellos verdaderos amantes podrían lograr.
9. Un abrazo:
Por más absurdo que parezca, un abrazo puede significar un acto mucho más íntimo que cualquier encuentro carnal con nuestra pareja, un abrazo no solo es algo placentero sino que cuando es sincero, es la mejor muestra de apoyo incondicional, amor y cobijo.
10. No hacer Absolutamente nada:
Si eres capaz de permanecer por largas horas con tu pareja sin hacer absolutamente nada, definitivamente estás haciendo lo más íntimo que puede hacer una pareja. Esta es la forma más sublime de intimidad, basta con recordar el sentimiento y sensaciones que experimentamos al estar solos sin hacer nada, ahora compartir esa inquietud, aburrimiento o tranquilidad absoluta con otra persona, es la forma más pura de mostrar la comodidad que sienten el uno con el otro. Ver la televisión o estar juntos sin hablar pero disfrutando de su compañía, no puede ser otra cosa que amor verdadero.
Estas son sólo algunas de las cosas que nosotros consideramos son mucho más íntimas que el sexo, y quizá a ti se te ocurran otras, creo que lo importante aquí es que independientemente de si esta lista puede ser mucho más larga o más corta, si has encontrado ya alguien con quien compartir esto, vas por buen camino y ¡no lo dejes ir!

En tu única Vida: ¿De qué no te quieres perder? – Día 011

“En Tú Única Vida: Día 011.
¿En dónde quieres dar un beso apasionado? 
Nosotros: •En un bosque, de noche y lloviendo •En lo alto de la Torre Eiffel •En un concierto en vivo de Trevor Relly, en la canción “down with the underground, justo en la parte donde entra el violín
Tú:
-En una cabaña en el bosque.
-En una playa desierta (otra vez).
-Al pie de la Torre Eiffel o en Venecia.
-En una casa o depa que sea mía, de madrugada y en invierno.
Martuchis
07-Abril-2016

“Lo Sabías Antes Tú”

La idea de este post surgió hace poco menos de una semana, cuando iba de regreso a mi casa, escuchando una canción del nuevo disco de Laura Pausini mientras iba en el Vivebus.
Lo más curioso de este asunto es que escuchándola a ella me puse a reflexionar en otras cosas y por esa razón es que este post se relaciona con Laura, pero no está dedicado a su persona, sino a la de su padre, el Sr. Fabrizio Pausini.
La canción que yo iba escuchando ese día es parte de su último disco, y se titula “Lo Sabías Antes Tú”, y curiosamente es un tema que no escribió ella sola, sino en co-autoría con otra chica italiana que se llama L’Aura y que describe perfecto como han sido estos años desde que el Sr. Fabrizio tuvo la visión de que Laura fuera artista desde mucho tiempo antes de que ella naciera.
Justo en eso iba pensando ese día mientras iba con la mirada perdida tras el cristal de ese transporte. Veía lo que estaba afuera, pero al mismo tiempo desfilaban por mi mente todas las imágenes de esos conciertos donde él siempre está y sus ojos brillan llenos de amor y de un sentido de orgullo muy especial cada que Laura se sube y canta en el escenario.
Después de más de 20 años de carrera, esa tarde me hizo sentido lo visionario que fue este padre de familia para lograr no que Laura abrazara la misma profesión que él, sino sembrar en su alma el amor por la música y encaminarla para que descubriera su talento y creciera como artista.
Laura ha platicado infinidad de veces como era su niñez, viendo a su padre ausentarse y llegar de madrugada debido a su trabajo como músico. Es ahora él quien siempre está ahí, y lo más sorprendente es que la primera vez que escuché este tema, yo pensaba que Laura lo había escrito como un regalo para él, tal como ya lo ha hecho en otros de sus discos.
Respecto a la chica que escribió el tema, también me parece increíble poder llegar a ser capaz de crear una canción que describa a la perfección las vivencias de otra persona. L’Aura dice que fue una emoción muy grande cuando escuchó a Pausini cantar la canción que ella había creado, y lo fue todavía más cuando compró el disco donde viene incluido este tema y descubrió su nombre al lado de otros compositores reconocidos en Italia.
Debe ser un sueño convertido en realidad… ¿no creen?
Para finalizar debo decir que aunque tenía toda la intención de compartirles el video de este sencillo, por cuestiones de promoción de la disquera, aún no ha salido en México (de esas cosas absurdas que no logro entender desde hace dos o tres discos de Laura); pero bueno, eso de alguna manera me permite enfocarme en lo que realmente es digno de reconocimiento hoy: la capacidad del Sr. Pausini para lograr dimensionar lo que puede suceder cuando un hijo es bien encaminado y la magia de crear una canción que quizá quien no imaginas, puede llegar un día a darle vida con sus propias notas y su voz.

Todo es posible cuando se sueña de corazón.

Los dejo con el video donde esta chica que les menciono canta su propio tema de una manera muy linda y obvio, el audio de como quedó la canción que viene incluida en el disco “Similares” de Laura Pausini.

¡Que lo disfruten! Buen Inicio de Semana.

http://www.goear.com/embed/sound/2b1ea37

“Y aún nos quedan años para seguir contando,
a vuelta de la esquina, muchos le seguirán”…

Patricia Reyes Spíndola: Sobreviviendo a los estereotipos

Patricia Reyes Spíndola es un personaje al que ya le he dedicado varios posts es este espacio bloguero. Aparte de que es una de las mejores actrices que nuestro país ha dado, es una mujer a quien admiro muchísimo no sólo por lo intenso de su trayectoria, sino porque cada vez que la entrevistan es una delicia escucharla hablar.Pocas personas existen que además de realizar con tal pasión su trabajo sobre el escenario, fuera de él, literalmente te “emboban” al escucharlas. Eso es lo que pasa con Patricia, ya que es una persona que además de tener toda la experiencia del mundo en lo que hace, es también una mujer muy divertida y de la que aprendes bastante cada vez que comunica algo.

En esta ocasión, para cerrar las actividades de la semana, quise compartirles una conferencia que ella dio en España para Casa América, en la que habla desde su experiencia histriónica sobre los estereotipos y como sobrevivir a ellos.

No quiero contar más, sólo concluir comentando que es una conferencia que no tiene desperdicio, que seguramente les va divertir mucho y que concluye con un gran mensaje respecto a la imagen que como mexicanos tenemos ante el mundo.

Ojalá que durante muchos años esta gran actriz nos siga deleitando con su trabajo en cine, televisión y teatro, así como en conferencias y entrevistas como estas.

 

Buen fin de semana. Disfrútenla.

Existe un lugar…

3:23 de la tarde y recorro la ciudad con prisa… No voy ni a la mitad de los pendientes del día, la luz del sol me abruma, mientras las cosas que no he resuelto me atosigan, mientras el semáforo en rojo dura lo que parece ser una eternidad…
Esa es mi realidad, pero de pronto ya no estoy ahí… Mientras mi cuerpo se queda desplazándose entre calles y avenidas yo me voy muy, pero muy lejos de ahí.
Todo está en silencio… Tal como me gusta… Las únicas voces las emite el viento… Habla de cosas que me tranquilizan (pero no entiendo), al tocar las hojas de los árboles y desprenderlas… Al acariciar las plumas de los pájaros que anidan en las ramas o planean su vuelo a poca altura sobre un cielo abierto y azul…
Mis ojos recorren con libertad todo el espacio visible y hasta el límite de lo no perceptible. Le confirman a mi alma que yo ya he estado ahí… Comencé a acudir a ese sitio desde hace ya algunos años en el mundo real, y tiempo después llegaba hasta ahí en sueños… Justo cuando necesitaba estar a solas… No para escapar ni evadirme… Tan sólo para encontrarme conmigo misma y hablar.
Recuerdo que al principio escribí desde ahí cartas y muchas historias con personajes de esos que sólo en la imaginación existen; pero después de un tiempo mi alma fue mucho más lejos y en la última parte del día, ya sobre mi cama y con la luz apagada, bastaba que cerrara los ojos para transportarme de inmediato hasta allí.
Así fue como comencé a traspasar la barrera de lo que existe y lo intangible… Pues tantas veces encontré ahí a Dios y le confié todo lo que llevaba dentro de mi. A veces le hablaba con la voz del pensamiento y algunas otras dejaba evidencia en un archivo de audio… Muchas de esas charlas las compartí entre Páginas Sueltas y de Colores; mientras que hubo una que otra de la que ni siquiera quedó evidencia.
Conforme ese sitio se convirtió en mi refugio, mi alma se tomó muy en serio lo de utilizar ese espacio, y comenzó a citarme en sueños con personas que ya no pertenecen a este mundo, y con algunas otras que sí, pero por alguna razón ya nunca más pude hablar.
De esos encuentros imaginarios (y que de alguna manera sé que no lo fueron tanto), se fueron quedando sentimientos y emociones que ya no me hacían bien… 
Existe un lugar… Y ahí me he encontrado contigo… Me he encontrado con tantas personas y aunque al principio era doloroso, al final pude ver también lo que yo hice mal… No soy perfecta, pero tampoco soy mala persona… Y desde ese lugar, tantas y tantas veces te he dado las gracias por lo que de ti he aprendido y también he pedido porque todos los sentimientos negativos que a veces encadenan, por fin se disuelvan y si en otra vida nos toca encontrarnos de nuevo, el aprendizaje esta vez sea diferente, y esté lleno de amor y de luz.
Existe un lugar… Desde siempre ha estado ahí… Cuando era niña era una casita en el árbol que luego se convirtió en una playa desierta poco antes del amanecer… También ha sido una cabaña donde Dios habita y me permite de cuando en cuando sentarme en el sofá de su sala para colocar sobre la mesa de madera del centro todo lo que a mi alma ya no le sirve; y es además un poco parecido a este espacio donde te invito a ti que me lees, para contarte historias, para sentarnos a tomar una taza de chocolate o te mientras hablamos de lo que allá afuera no es costumbre con el común de la gente hablar…
Existe un lugar… También está muy dentro de ti y quizá ni siquiera te has dado cuenta… Puede tener la forma (no que más te guste), sino que te brinde paz y te tranquilice; y tal vez puedas hacer lo que yo… Conversar con quien ya no está o ya no forma parte de tu vida… Resguardarte ahí cuando la tensión o la ira te envuelvan o necesites de modo simple, tan sólo escucharte respirar…
Si decides ir allí esta madrugada, quizá nos encontremos… Me encantaría conversar contigo de lo que piensas, lo que sientes y sobre todo de las cosas que sueñas… Podrás dejar tus miedos por ahí colgados para que el viento los difumine, o tal vez ahora que sabes que ese lugar existe (al norte de tu intuición); querrás encontrarte con alguien más o muy probablemente tendrás prisa por llegar puntual a la cita contigo mismo, para escuchar lo que a solas tienes para decirte a ti…
Sea como sea, espero que cada que acudas a ese espacio, tengas presente siempre que el vivir con los pies enraizados en la realidad no debe ser un obstáculo que le impida a tu corazón y tu imaginación volar.
…Buen Viaje hacia El País de Los Sueños…