“Mundo Inédito” – Edición Agosto 2015

Después de un mes en que no la publicamos, finalmente terminé ayer (a las 3:00 am), la edición del mes de Agosto de “Mundo Inédito”.
Esta es ya la tercer revista de esta publicación digital, y aunque yo no soy diseñadora, me gustó mucho el resultado.
El tema central de agosto fue la participación de Laura Pausini como Coach del reallity show de “La Voz”; y aunque la temporada de este programa ya terminó tanto en México como en España; fue muy grato conocer otra faceta de Laura y que todas las personas que no son tan seguidores de su trayectoria, (como yo y otros fans); pudieran darse cuenta de lo simpática y encantadora que ella puede ser, y sobre todo, que hayan comprobado que no es la chava fresa y “ñoña” que en la década de los noventas cantaba temas de amor y desamor.
Laura ha crecido mucho como artista y como ser humano, y ese fue el tema central de esta revista; de la que no quiero detallar más, para que cada uno de ustedes descubra por si mismo, todo lo que con tanto cariño y dedicación sirvió para elaborar cada una de las páginas.
Que disfruten la edición.

“Sombras”

Minotauro despertó, y entonces comenzó a escribir en una hoja de papel un sueño recurrente que no entendía; pero que por alguna extraña razón no quería olvidar…
Anotó todo muy rápido y en desorden, con la intención de que la somnolencia que todavía se hallaba en dominio completo de su cuerpo, no difuminara ni el más mínimo de sus recuerdos… Al parecer lo había logrado; pero el sueño pasó a ser irrelevante en el instante en que el destello de la luz iluminando el fondo de un vaso de agua junto a la ventana abierta, lo llevo a descubrir su propia sombra.
En una especie de proyección infinita, perfectamente recortada junto a la cortina se encontraba la silueta de él mismo. Parecía observarle y haberlo estado esperando durante mucho tiempo, para mostrarle su propio mundo desde otra perspectiva, aquella en la que hasta las cosas más simples se reflejan entre sombra y luz. 
Y la idea le pareció fantástica. Sin dudarlo ni un segundo salió junto a su sombra dispuesto a recorrer como si fuera la primera vez las calles del lugar donde vivía. A pesar de que era una mañana de invierno, el caminar a paso apresurado tras su sombra con la ilusión de descubrir lo que antes no había visto, llenaba su alma de cierta calidez.
No avanzó ni siquiera tres bloques de calles, cuando de camino hacia donde ni siquiera sabía que llegaría, encontró a su paso a un pequeño niño que con la misma fascinación que se reflejó en sus ojos la ilusión, había hecho el descubrimiento de su propia silueta recortada de la manera más precisa sobre el duro suelo de concreto… A Minotauro le habría encantado quedarse junto a él, pero los pasos decididos y apresurados de su propia sombra le hicieron saber que tenía prisa por mostrarle aún otras cosas.
No se equivocó… y la premura con la que su sombra avanzaba entre calles y avenidas llevó a entender a Minotauro que la urgencia obedecía a que sólo tendrían ese día para observar ese infinito mundo paralelo que era mucho más visible en las plazas y avenidas, donde todas las siluetas se reunían para entrelazar sus historias en medio de una gran fiesta de sol.
Así fue como entendió que entre la luz y la oscuridad no existe la barrera del tiempo; pues vio el alma joven de una anciana danzando sobre un muro de regreso a su casa. Minotauro no pudo con la curiosidad y acompañado de su sombra, le invitó a seguirle durante algunas cuadras, para darse cuenta que la silueta de aquella mujer entrada en años, proyectaba el sueño que hacía ya más de cincuenta años atrás la llevó a jugar a imaginar con la posibilidad de ser bailarina.
En silencio entendió que cada sombra en su propia proyección reflejaba además su historia; y la de esa mujer se quedó girando en el marco de la puerta cerrada, justo un instante después de que ella entró a su hogar.
Tras haber atestiguado esto, ahora era él quien tenía ansiedad por conocer todo lo que había detrás de ese mundo de oscuridades y luces; así fue como descubrió la esencia de todo lo que en apariencia era inanimado e inamovible; y no pudo evitar sonreír cuando al pasar por el parque encontró a los árboles danzando a la orilla del camino, festejando el amor que había surgido entre la sombra de dos jóvenes que recién se reunían para empezar a conocerse. 
Fascinado y absorto, de pronto lo ensombreció un profundo sentimiento de tristeza; porque fue justo en ese instante que entendió la fugacidad de los instantes y que la vida de una sombra era tan breve, que tan sólo prevalecía en los días de sol.
Sí, él sabía que existían personas tan luminosas; pero al final del día, cuando el astro rey atravesaba el océano con destino hacia otro continente; en la oscuridad se diluían todas esas historias maravillosas; que conforme el tiempo avanzaba volvían cuando el espectáculo de luz se reanudaba; pero ya en el reflejo de personajes deteriorados en su apariencia externa; y en los días grises para hacer aún más evidente el rumbo tan distinto que podían tomar quienes en otro tiempo caminaron de la mano, una vez que se acabó el amor.
Pensando en todo esto Minotauro se quedó de pie, analizando su propia historia reflejada entre obscuridad y luz. Experimentó nostalgia por los días en que su sombra recorrió las calles tomando a alguien de la mano. Los amaneceres que irrumpiendo a través de las persianas de su habitación iluminaron de manera mágica el rostro de alguien a quien en otro tiempo amó.,.
El silencio hubiera continuado hablando mucho más que las palabras, pero fue entonces que desafiando todas las leyes de la proyección sobre los cuerpos y elementos materiales, que la sombra de Minotauro dejó de ser un reflejo de él mismo, para posar su mano sobre su hombro y hacerle saber que dentro de todo era un hombre demasiado afortunado.
Los árboles que danzaban unos con otros, en un acto inusitado, se sentaron a la orilla de la vereda para contemplar conmovidos la escena… Minotauro volvió a su casa, y a partir de ahí comenzó a valorar la sombra de sus manos entre sus libros, las fragilidad en las alas de las mariposas y hasta el más pequeño reflejo de cualquier cosa que formara parte de su mundo interior y exterior.
No volvió a salir de paseo con su propia silueta, pues esta volvió a ser una réplica exacta de él otra vez en esencia y movimientos; pero Minotauro entendió por fin que nunca estuvo tan solo como pensaba; ni tampoco lo estaría mientras no se abandonara a él mismo; y escribió sobre eso, antes de que la oscuridad de la noche, difuminara su sombra otra vez.

Mientras Duermes…

Duermes… y yo aquí intentando prolongar un poco más el espacio en el que con la voz del pensamiento hablo a la distancia contigo.
Mientras respiras y de aquí te alejas, te cuento distante y con palabras todo lo que siento, como una forma de jugar a imaginar que la madrugada puede llegar a ser eterna, y es desde ese punto en que puedo pedirte a ti, que te quedes conmigo un poco más aquí.
Cuando depositas tu cuerpo cargado de cansancio sobre la cama, cierras los ojos y te marchas al País de Los Sueños… Yo te extraño, pero curiosamente también te siento cerca, y al verte tan vulnerable pienso en las cosas que me dices siempre… En los momentos en que me haces reír y también enojar.
Pero el recuerdo de tu sonrisa siempre lo diluye todo, y entonces siento urgencia de escribir mientras duermes, todo lo que no siempre te diré.
Mientras duermes, el aroma de tu piel lo impregna todo… Aunque todo esté oscuro alrededor todo se mira mucho más claro, quizá sea porque es en ese punto que se comienza a ver con los ojos del alma… Tal vez  me vuelvo alguien visionario porque se apodera de mi la certeza de saber que si hay posibilidad,  quiero estar en los próximos años junto a ti.
No sé hasta donde te vas cuando todo está en silencio… Yo me quedo ahí a tu lado desenredando uno a uno tus cabellos, diciéndote en susurro cosas que tal vez ya no escuches y probablemente algún día recuerdes entre sueños, escribiéndote palabras (de esas de las que tanto te gusta que cuando despiertas te diga), hasta que el cansancio llega por mi también…
Cierra los ojos, y descansa, que mientras duermes, entre oscuridades yo seguiré atrapando suspiros que se convertirán en historias… No se si serán muchas o pocas, pero mientras el mundo permanece apagado, las noches que me toque estar contigo, más allá de si las atrapo o no en letras, serán un regalo maravilloso que no desaprovecharé.
Algunas sensaciones se sienten sólo con pocas personas y sólo con ellas sabemos lo que significa quedarse solo con el mundo alrededor apagado.
 
Dulce Noche…

En tu única Vida: ¿De qué no te quieres perder? – Día 004 | Día 005…

 
“En Tú Única Vida: ¿De Qué No Te Quieres Perder?”… Día 004.
¿Qué deudas quieres saldar? 
Nosotros: • La que tengo con ICETEX (entidad del Estado Colombiano que promueve la educación superior a través del otorgamiento de créditos) • Quiero saldar la deuda que tengo conmigo de ocuparme más de mi que de los demás • La que tengo con mi querida madre que siempre me ha apoyado. 
Tú:
Además de las deudas económicas, (de las cuales no me arrepiento, ya que algunas de ellas fueron invertidas en viajes), me gustaría retribuirle un poco -de lo mucho que le debo- a mi madre.
También me gustaría saldar un poco de todo lo que le debo a la vida, ayudando lo más que se pueda a quien de verdad lo necesite.
1°-Agosto-2015
 
*******************
“En Tú Única Vida: ¿De Qué No Te Quieres Perder?”… Día 005.
¿A dónde te gustaría viajar? 
Nosotros: • A Verona, Italia • A la Patagonia, Argentina • A Cancún y a Brasil a los carnavales
Tú:
Desde siempre mi sueño ha sido conocer Italia, en especial Venecia, Verona, Milán, La Toscana y obvio Solarolo, en la región de Emilia Romagna.
Eso sería genial; pero ya si me toca conocer La India, y algunos otros países en América del Sur, ya sería la vida demasiado generosa.
P.D. Siempre que pueda viajaré, no importa que sea cerca o lejos…
1°-Agosto-2015

Acaricia-TE…

Hay algo especial que debo recordarte:
Acariciarte más…
Sí. Con tus manos.
Acariciarte a ti mismo (a).
Hablo de pararte frente al espejo y poner tus manos allí donde te duele siempre o casi siempre.
Allí donde consideras que algo sobra. Allí donde algo no te gusta.
Acariciar tu cabeza, tus cabellos, tu frente, tus ojos, tus mejillas, tus oídos, tu nariz, tu boca, tu garganta. Sentir tus manos, tus propias manos, amorosamente, respetuosamente, inteligentemente, curativamente.
Hazlo mientras dices: te quiero, te quiero, te quiero o bien, te amo, te amo, te amo. O lo siento, perdóname, gracias, te amo.
En el orden que gustes.
Así que en susurros.
Suavemente.
Sana tu cuerpo.
-Tomado del boletín mensual de Vivi Cervera-

“Estaré Bien” / “I’ll Be Ok”

Cuando tienes el corazón roto, pasas muchas noches en vela… Algunas lloras, otras simplemente se te espanta el sueño pensando: ¿en qué pudiste haber hecho mal? ¿O qué tenían otras personas que tú nunca lograste ser lo suficientemente especial para ese “alguien” que nunca te correspondió?… 
A veces logras escapar durante algunas horas (cuando por fin te vence el cansancio), pero pueden pasar largas temporadas en las que desde el instante mismo en que despiertas, esa persona sigue en tu mente, te acompaña a todos lados como una sombra y los recuerdos de todo lo que vivieron, prevalecen como si hubiesen sucedido hace apenas un día antes… 
Esas memorias algunas veces te harán sonreír y quizá otras llorar en silencio… Te dolerá el corazón -literalmente hablando-, porque sí, físicamente te duele, pero llegará también un punto en el que un día cualquiera, (tal vez sin darte cuenta), te sentirás triste, pero ya no habrá lágrimas… Te acordarás, pero ya no pensarás en esa persona todo el día, y en esos instantes al final del día, (en los que el insomnio te hace robarle algunas horas a tu sueño), ya no buscarás más respuestas… Tan sólo verás las cosas de una forma distinta, probablemente como la proyección de una película en la que tú ya no eres protagonista y cerrarás tus ojos a la realidad pensando en que ojalá esté bien donde quiera que se encuentre, y le dirás a Dios, que aunque tú ya no seas parte de su vida, ÉL se haga presente siempre a cada instante y le proteja en todo momento también.
Los días pasan y aquello que te dolía persiste… Pero es una sensación extraña, porque comienzas a verlo todo desde una perspectiva distinta, y te das cuenta de los errores que tú cometiste… Es entonces cuando ves todo mucho más claro; descubres que el dolor lo producen las mismas carencias que tú tienes… Aquello que a nivel interior no has sanado del todo y no es trabajo ni responsabilidad de alguien más que no seas tú.
Cuando eso sucede ya ha pasado mucho más tiempo… Percibes que el calendario ya le ha dado otra vez vuelta a todas las estaciones… En ese lapso que parecía eterno, perdiste la cuenta y también la nostalgia que te abrigaba desde el Otoño… Sonríes cuando recuerdas que pase lo que pase la primavera siempre regresa de sus largas vacaciones; y tus ojos brillan con la ilusión de los de un niño pequeño, cuando caes en la cuenta de que en el camino tu corazón probablemente se enamoró otra vez.
Eres libre y te das cuenta… Tu corazón puede haberse ilusionado de nuevo en el camino, pero te ilusiona y te enamora más la idea de pasar tiempo contigo mismo… Tus propios pensamientos son como las líneas de un libro que cuenta una historia tan distinta como mágica, y cada sitio en el que pones tus pies lejos de casa, te llena el alma de colores, aromas y sonidos nuevos…
No necesitas gritarlo, pero tienes la certeza de que ya has vivido… Nadie puede venir a contarte lo que es experimentar un sentimiento tan grande y haber tenido al mismo tiempo albergada en tu alma, la tristeza con toda su intensidad.
Nada es para siempre, ni las lágrimas, ni tampoco el amor más grande… Al final te quedas contigo mismo, y adornas las paredes de tu alma con las imágenes de los momentos más especiales… Aquellos donde lo simple fue compartido y hubo muchas risas… Tal vez abrazos en silencio, miradas que desplazaron a las palabras y la ausencia que se convirtió en tu último pensamiento al final del día,… Ese suspiro que ya no es señal de que alguien te falta, sino el símbolo que expresa un simple deseo: Que descanses, ojalá que estés bien.
El tiempo avanza de manera distinta… Y todo esto que te cuento quizá es para ti ahora como un sueño lejano… Tal vez sea porque estás todavía al inicio de esa película en la que visualizas todavía como intervienes, y aunque te parezca imposible ahora, llegará el día en que la verás con ojos distintos y una sonrisa… Será el mismo día en que disfrutes de un día de lluvia, de que tu trabajo te lleve a conversar con alguien que no conoces; que te rías de las exigencias de tu jefe, y simplemente disfrutes de una mañana de domingo con tus padres. También del café apresurado antes de que salga el sol (para no llegar tarde), y del último instante de un día entre semana destinado para amarte y cuidar de ti.
No sé cuándo será, pero si como se siente… No sé si te sucederá durante un viaje en carretera, al pasar por una tienda de electrónicos… Tal vez se dé al encender la televisión mientras preparas tu cena, o al saltar de frecuencia en la radio, que de pronto la melodía y una letra provenientes de una banda sonora, describirán que vas a estar bien…
Hay días en que necesitamos “Parchecitos Para El Alma”…. Y aunque yo la descubrí varios años después de ver la película, creo que no está de más recordar lo que dice, justo en este día.
I’ll Be Ok” | Amanda Marshall | “My Best Friend Wedding” (1997) | Track No. 6
“I’ll Be Ok”
Tena Clark / Greg Wells
It’s time to let you go 
Es hora de dejarte ir,
It’s time to say goodbye
Es tiempo de decir adiós, 
There’s no more excuses 
Ya no hay más excusas,
No more tears to cry 
No más lágrimas para llorar,

There’s been so many changes 
Han sido tantos cambios, 
I was so confused 
que me confundí.
All along you were the one
A la larga tú fuiste el único, 
All the time I never knew… 
durante todo el tiempo en que nunca me di cuenta…

I want you to be happy 
Que quiero que seas feliz,
You’re my best friend 
Tú eres mi mejor amigo,
But it’s so hard to let you go now 
pero es tan duro dejarte ir ahora,
All that could have been 
y todo lo que pudo haber sido,
I’ll always have the memories 
Siempre me quedarán los recuerdos,
She’ll always have you 
en los que vas a estar tú,
Fate has a way of changing 
El destino tiene una manera de cambiar,
Just when you don’t want it to… 
Justo cuando menos lo esperas…
Throw away the chains,
Libérate de las cadenas, 
Let love fly away,
Deja que el amor vuele lejos, 
Till love comes again 
Hasta que el amor vuelva otra vez,
I’ll be okay… 
Estaré bien…

Life passes so quickly, 
La vida pasa tan rápido,
You gotta take the time,
que tienes que aprovechar el tiempo, 
Or you’ll miss what really matters, 
o dejarás ir lo que realmente importa,
You’ll miss all the signs 
y te perderás todas las señales,
I’ve spent my life searching 
a mi la vida se me fue buscando, 
For what was always there
lo que siempre tuve ante mis ojos 
Sometimes it will be too late 
A veces ya será demasiado tarde,
Sometimes it won’t be fair…
Y a veces no será justo. 

Throw away the chains,
Libérate de las cadenas, 
Let love fly away,
Deja que el amor vuele lejos, 
Till love comes again 
Hasta que el amor vuelva otra vez,
I’ll be okay… 
Estaré bien…

I won’t give up,
No renunciaré, 
I won’t give in,
Ni me rendiré, 
I can’t recreate what just might have been,
No puedo recrear lo que pudo haber sido, 
I know that my heart will find love again
Yo sé que mi corazón encontrará el amor otra vez, 
Now is the time to begin…
Ahora es el momento de empezar… 

Throw away the chains,
Libérate de las cadenas, 
Let love fly away,
Deja que el amor vuele lejos, 
Till love comes again 
Hasta que el amor vuelva otra vez,
I’ll be okay… I’ll be okay
Estaré bien… Estaré bien…

I can’t hold on forever baby,
No puedo esperar por siempre,  
I’ll be okay…
Estaré bien…

“Life passes so quickly, you gotta take the time,
Or you’ll miss what really matters”…